Recursos ¿humanos?

Views: 2095

El área de Recursos Humanos (RH) en las organizaciones juega un rol estelar en la conformación de los equipos de trabajo; es en estos espacios en donde se da la búsqueda, reclutamiento, selección, contratación, capacitación, orientación, evaluación, promoción y despido de un colaborador.

A pesar de esta condición, es triste darnos cuenta cómo en muchísimos espacios laborales, estas áreas carecen de la mínima preparación para dar seguimiento a los retos que deben enfrentar cotidianamente; es cierto, se podrá argumentar que cada vez más instituciones forman a los nuevos funcionarios de estas áreas, sin embargo, a pesar de tanta preparación hay mucho huecos en lo fundamental: el don de gente.

En los procesos de reclutamiento, ocho de cada diez empresas recurren al tan famoso nosotros le llamamos; a toda persona que busca trabajo, la incertidumbre resulta un adversario silencioso y agresivo. Tener la cortesía de dar cuenta del proceso, en cualquiera que sea el sentido de la decisión, evita la zozobra de no saber a ciencia cierta qué ha sucedido con aquella entrevista que tuvo hace una semana. Por negativa que parezca la respuesta, siempre será mejor que nada.

Otro tema se deriva de las propias condiciones laborales; resulta inadmisible que empresas que presumen de ser fuertes y de calidad, no tengan el orden y la disciplina estructural para hacer el pago de sus empleados en tiempo y forma.  Algunas organizaciones ofrecen como el gran plus el hecho de pagar las quincenas en el calendario establecido. ¿Es en serio?, ¿cubrir con una obligación contractual es algo a reconocer?

¿Y los funcionarios de RH?, lejos de cumplir con su misión de comunicar todo aquello que derive de la relación laboral a los contratados, parece convertirse en una agencia de misterio que es incapaz de dar información, como si ocultando la realidad se solucionaran las dudas y problemáticas de la institución. Una comunidad informada, cualquiera que sea la condición, es preferible al enojo emanado del asumir que se nos quiere mentir.

Sorprendente encontrar organizaciones que viven de promesas; te vamos a dar auto, viáticos, seguro de gastos médicos y jornada inglesa.  Como la negrita, dicen que sí, pero nunca dicen cuándo.  Con base a engaños y falsas expectativas mantienen a sus colaboradores por un tiempo, ciertos de que acabarán por irse molestos y dispuestos a no recibir una compensación económica porque ya están hartos de tanta mentira.

Pareciera que se trata de administrar los recursos, olvidando por completo lo de humanos, porque la cereza del pastel se da cuando viene el momento de la reingeniería, el despido masivo o particular.  Si bien es cierto que la carga de la prueba en nuestro país es responsabilidad del patrón, lo que enfrenta quien es despedido, justificada o injustificadamente, es el ataque de un grupo de abogados que, bajo la directriz del área de RH, hará hasta lo inimaginable para que una persona firme su renuncia voluntaria, afectando el monto de la indemnización de manera realmente sustantiva. Es decir, nadie de esa oficina imagina que eventualmente podría verse en ese supuesto en el futuro.

¿Esa es la formación y educación que se recibe?, por supuesto generalizar es incorrecto, pero de que hay muchas empresas así, sin duda, y conste que no se habló de aquellos despidos por consigna.  Esa es otra historia de terror.

horroreseducativos@hotmail.com