Tres variedades de pino dan Realidad a la época navideña

Views: 398

La humedad debe permanecer más de dos horas, el frío es esencial para la supervivencia y el agua se vuelve como para cada ser vivo, un elemento fundamental. Detrás de cada pino que pretende ser modelo de poco más de dos semanas en los hogares o tiendas de la ciudad, se encuentran ellos, que además de podar las ramas que secan con infortunio, deben mantener las raíces avivadas y fuertes.

Los cuidadores de árboles de Navidad son una parte necesaria para que la Navidad de diversas familias salga bien y sea especial, son importantes para que los regalos aparezcan la mañana del 25 de diciembre y durante la Nochebuena, la esencia de la natividad del niño Jesús, sea inolvidable.

En el Estado de México se cuenta con una considerable variedad de pino, sin embargo el de mayor uso en la época navideña es el pino proveniente de Canadá en sus diversas variantes: Douglas, Pino rojo, Maple, entre otros.

A pesar de su altos precios que pueden ir desde los 2 mil pesos hasta los 7 mil u 8 mil pesos, dependiendo de su tamaño, las personas deciden tener uno en casa por el aroma que de él desprende y el clima fresco que la otorga al espacio en el que se encuentra.

En entrevista con cuidadores de árboles navideños, como Joaquin, el árbol de navidad debe de ser cuidado como si fuera una reliquia, pues debe de ser regado cada dos horas con un atomizador, con la intención de que las ramas estés bien hidratadas, así como también debe de ser ubicado en una zona fría, pues las temperaturas bajo las cuales crecen son aún más bajas que las de Toluca y sus alrededores.

Como recomendación, Joaquin y los demás cuidadores, que fueron parte de la Gran Villa Navideña localizada en Metepec, comentaron que no se coloque en zonas cercanas a una chimenea ni tampoco esté colocado cerca de los rayos del sol, dado que afectará su conservación y no podrá mantenerse hasta el final de la temporada como es debido.

Asimismo, destacaron como recomendación, que si no es posible mantenerlo en una zona fría, se le coloque sobre la base hielo, para que tenga una regulación de temperatura.

Entre todo, los cuidadores deben además, colocar fertilizantes que los protejan de plagas o de cualquier otro insecto que afecte su imagen, así como la correcta vida del pino.

“Nosotros trabajamos más de seis horas diarias y debemos de mantener a cada árbol en muy buen estado, porque gracias a eso las personas son atraídas a ellos y los pueden comprar, de lo contrario, el árbol se echa a perder, por eso es tan importante que luza frondoso y verde”, dijo Joaquin.

Con colores navideños, esferas y hasta osos de peluche, el simbolismo del árbol de Navidad es inigualable a cualquier otro, pues representa para las personas no solamente alegría y unión, sino también, la esperanza de un nuevo comienzo.