VERÓNICA CUENCA LINARES: EL ESTADO SOY YO

Views: 653

En el año 2000, Verónica Cuenca Linares y funcionarios adscritos a la contraloría interna de la Secretaria de la Reforma Agraria, fueron señalados de varios delitos.

 A manera, pero rupestre de Luis XIV y al grito de “El Estado Soy Yo”, Verónica Cuenca Linares trato sin éxito de manejar los hilos de varios títeres en la UACM, incluyendo a Esther Orozco y “se le volteó el chirrión por el palito”.

ALGO DE ESTA HISTORIA

En 2013, la señora Verónica Cuenca Linares, contralora y controladora, de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, aseguró sin ningún fundamento, que esa institución, no habría nuevo rector, sino hasta 2014 y que la Rectora María Esther Orozco, permanecerá en su cargo.

La señora Cuenca Linares, también dijo en esa oportunidad, que los recursos, la cuestión académica y la parte administrativa seguirán siendo presididas por su amiga Esther Orozco, Rectora  muy cuestionada y destituida.

Descalifico a  los integrantes Consejo Universitario al asegurar,  no tenían legitimidad.

Ella junto con su “grupúsculo”, suspendieron a 29 académicos.

Y aseguró en forma dolosa que está suspensión se realizó por el Tercer Consejo Universitario de esa casa de estudios.

Pero nunca espero, que los universitarios suspendidos, no se quedarían cruzados de brazos.

Todo este penoso asunto, se dio sobre la revocación del cargo de la muy cuestionada Rectora María Esther Orozco Orozco, que finalmente fue destituida en forma vergonzosa.

El 20 de febrero de 2013 el tercer Consejo Universitario de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, máximo órgano de gobierno de dicha institución decidió removerla del cargo de rectora por desacato a la  máxima autoridad interna de la UACM, además de tener en su contra demandas por usurpación de funciones.

José de Jesús Izquierdo, abogado general de la UACM, otro de los implicados y afín a Verónica Cuenca Linares, amenazó con fincar responsabilidades laborales, a los  inconformes.

El inmoral Carlos Arriaga, secretario técnico de la universidad, fue otro de los peones de Esther Orozco y la contralora Cuenca.

A pesar de lo que dijo Verónica Cuenca Linares, el Consejo de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) –opositor a la rectora Esther Orozco– dio el último paso para ceder el control total de la institución al rector interino, Enrique Dussel.

 Los consejeros, tomaron las oficinas administrativas de la colonia Doctores, las únicas que se mantenían en poder del grupo afín a la rectora destituida Esther Orozco, y las entregaron a los nuevos funcionarios.

Con la revocación de Esther Orozco como rectora de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, durante la cuarta sesión extraordinaria del Consejo Universitario, se ratificaron también las destituciones de José de Jesús Izquierdo Ubaldo,  abogado general; Verónica Cuenca Linares, contralora; Karina Chaparro Alvídrez, tesorera y Claudia Macedo, directora de comunicación.

En el año 2000, Verónica Cuenca Linares y funcionarios adscritos a la contraloría interna de la Secretaria de la Reforma Agraria fueron señalados de varios delitos.

A pesar de los antecedentes de inmoralidad, Verónica Cuenca Linares, fue rescatada por Patricia Aceves, de perfil morenista que cobra como alcaldesa de Tlalpan y la nombra jefa de asesores y directora general Jurídica y de Gobierno de esa demarcación.

Siento Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Marcelo Ebrard, prometió hacer una minuciosa investigación, sobre el actuar de la señora Cuenca Linares.

Pero todo quedó en palabras y está inmoral dama, fue arropada en una de las ratoneras de la 4 T.