La aplicación adecuada del Protocolo para la Ejecución del “Operativo Mochila Segura” garantiza la seguridad de la comunidad escolar

Views: 549

En 2017, tras los altercados de violencia que se suscitaron en el país principalmente aquel en el que un estudiante, antes de suicidarse, lesionó a su profesora y a tres de sus compañeros en una escuela particular de Nuevo León; así como el caso registrado el 25 de marzo de ese mismo año, en donde un adolescente le disparó a un compañero con una pistola pluma en el Conalep 106, en Azcapotzalco, en la Ciudad de México, las autoridades de todo el país se alertaron y reforzaron operativos de revisión en escuelas de Nuevo León y en la Ciudad de México.

 

En el Estado de México también se tomaron las medidas correspondientes, entre ellas, la publicación del Protocolo para la Ejecución del “Operativo Mochila Segura”, que estuvo a cargo de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México, un instrumento orientativo que coordinamos el entonces presidente de dicho organismo, Baruch Delgado Carbajal, y yo. En este documento nos planteamos claramente los retos implicaba para las instituciones defensoras de derechos humanos la ejecución del “Operativo Mochila Segura” en los ámbitos de competencia de estos organismos municipales y estatal.

 

La entidad es la única que cuenta con un instrumento de esta naturaleza, y además, para la generación de los contenidos se trabajó con la Secretaría de Educación estatal y la Fiscalía General de Justicia del Estado de México a fin de que fuera un instrumento en el que se contemplara la no vulneración de algún derecho a la comunidad escolar.

 

De tal modo que entre los puntos que se abordaron fueron: niñas, niños y adolescentes. Grupo en situación de vulnerabilidad, los principios rectores, los derechos de las niñas, los niños y los adolescentes, el interés superior del niño, igualdad y no discriminación, objetos de incautación, así como los de no incautación y la confidencialidad. Con estos puntos se pretendió dar una respuesta favorable a la seguridad escolar, con fundamento en el derecho que tiene toda persona “a que se le garantice un ambiente sano, seguro y sin violencia, dentro de las instalaciones escolares y durante todo su desarrollo educativo”.

 

Cabe comentar que posterior a su publicación este instrumento se les brindó a todas las defensorías municipales, así como a las escuelas que lo solicitaron en la Comisión de Derechos Humanos de la entidad, y que sigue estando en línea para su consulta y ejecución. Es muy importante, seguir haciendo difusión a través de todos los medios que se tengan a nuestro alcance a fin de que este instrumento se aplique en todas las escuelas y que se ejecute de manera adecuada el operativo, puesto que al no llevarse a cabo de manera correcta se puede caer en el riesgo de vulnerar otro derecho.

 

Lo cierto es que este instrumento está orientado para sensibilizar, capacitar y actualizar a los actores intervinientes en el proceso de enseñanza-aprendizaje, pues tiene un enfoque preventivo y también orienta sobre el seguimiento que se le debe dar al caso, cuando se encuentran armas o drogas o cualquier otro objeto que podría poner en peligro la salud, integridad e incluso la vida de la comunidad escolar.

 

En este sentido, es de fundamental importancia adoptar medidas oportunas para dirigir y fortalecer los propósitos de la educación, privilegiando una gestión integradora del manejo de situaciones de riesgo o violencia al interior de las escuelas, así como la erradicación de conductas que vulneran la integridad personal de la comunidad escolar, lo cual debe ser un  un compromiso y un reto para todos los implicados en el ámbito educativo llámense docentes, estudiantes, padres de familia, administrativos y autoridades municipales y estatales.

 

Cabe comentar que ha sido un tema que ha generado debate, especialmente, porque se argumenta que con la ejecución del “Operativo Mochila Segura” se vulnera el derecho a la intimidad de los estudiantes, incluso me permito citar la Recomendación 48/19 que emitió la Comisión Nacional de Derechos Humanos con respeto al tema; pero en este caso es de fundamental importancia que se aplique el principio pro persona y en este caso ponderar, esto es, cuando resulten aplicables o en conflicto dos o más derechos humanos se hará una ponderación entre ellos a fin de lograr su interpretación jurídica, logrando que su ejercicio no signifique menoscabo a los derechos de terceros, prevaleciendo la seguridad de todos y las justas exigencias del bienestar general, es decir, es importante que se aplique este operativo, pues no podemos pasar por alto que en las escuelas están ocurriendo actos violentos y que incluso en los operativos que se han realizado se han incautado una serie de objetos que van desde cajetillas de cigarros, mariguana, spray con gas lacrimógeno, taser (descargas eléctricas), latas de cerveza, tijeras de punta, objetos punzocortantes, plumones base tinner, cápsulas o comprimidos de medicamentos, objetos prohibidos por las autoridades escolares.

 

Por lo que la tarea hoy por hoy es proteger a la comunidad estudiantil de actos que les puedan costar incluso la vida a terceros, de tal modo que es trascendente difundir este Protocolo para la ejecución del “Operativo Mochila Segura” a fin de que escuelas, padres de familia y sociedad en general nos protejamos y prevengamos situaciones lamentables. Aquí dejo el link para que los lectores puedan conocer este Protocolo como una de las medidas preventivas que se tendrían que implementar en los centros escolares: https://www.codhem.org.mx/LocalUser/codhem.org/difus/mochila.pdf.