AYUDA HUMANITARIA : LOS HÉROES SIN MASCARA

Views: 636

La ayuda humanitaria es la que se brinda a la población víctima de un desplazamiento para garantizar el acceso a servicios básicos como alimentación, atención médica, agua o refugio.
Existe un proverbio africano que reza: «Se necesita de un pueblo para criar a un niño». se basa en esta metáfora del esfuerzo colectivo para aumentar la apreciación global del trabajo humanitario, ya que «se necesita de toda una comunidad para apoyar a una persona en una crisis humanitaria».
Cuando y dondequiera que la gente esté en situación de necesidad, hay otros que les ayudan. Estos héroes de carne y hueso están haciendo cosas extraordinarias en tiempos extraordinarios para llevar ayuda a mujeres, hombres y niños cuyas vidas se ven alteradas por distintas crisis.
Desde las propias personas afectadas -siempre las primeras en responder cuando se produce una catástrofe- hasta la comunidad global que las apoya mientras se recuperan, se unen para aliviar el sufrimiento y brindar esperanza.
Cada año, el 19 de agosto se celebra el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria, que rinde homenaje a aquellos que arriesgan su vida en primera línea para llevar ayuda y proteger a la población civil.
En la actualidad, más de 70 millones de personas han tenido que abandonar sus hogares por culpa de conflictos armados, guerras, violencia, desastres naturales o enfermedades. La mayoría de estas personas necesitan de la ayuda humanitaria para sobrevivir. Las mujeres y las niñas son consideradas población vulnerable, aunque también son un ejemplo de esfuerzo y residencia.
Los países en guerra, son un reto para la entrega de ayuda humanitaria. En lugares como Yemen, Nigeria o Burundi, las organizaciones internacionales se enfrentan a la entrega de suministros en medio de conflictos internos, lo que dificulta enormemente la entrega de ayuda a la población.
La escalada del conflicto en Ucrania ha ocasionado víctimas entre la población civil y provocado la destrucción de infraestructura civil, obligando a la población a abandonar sus hogares en busca de seguridad, protección y asistencia. Millones de personas refugiadas han cruzado las fronteras de Ucrania hacia los países vecinos y muchas más se han visto obligadas a desplazarse dentro de Ucrania. Todas estas personas necesitan ayuda y protección urgente.
A pesar de esto la humanidad a mostrado en toda la historia que siempre se puede ayudar, para esas personas que a menudo se encuentran ellas mismas en situación de necesidad, como los refugiados que ayudan a las comunidades de acogida, los trabajadores sanitarios locales que cuidan de los enfermos y vacunan a los niños y el personal humanitario que salva cuantos escollos encuentra en su camino para llevar alimentos, agua y medicinas a zonas de conflicto.
“No hay nada más fuerte en el mundo que el corazón de un voluntario”. Coronel James H. Doolittle.