Con tu latido

Views: 1115

 

A Luis Eduardo Aute.

Por el honor de concederme,

el título de una de sus letras de canción,
en mi primer libro publicado:

Mojándolo Todo.

 

Intervalo de tiempo, conmigo estoy. Escucho música recorriendo el espacio que me simboliza. Paso frente al espejo deteniéndome ante la silueta que envuelve el espíritu inquieto que me habita. Delineo con mi dedo índice un perfil dibujado por la vida. Toco lenta los labios entreabiertos con camino hacia la barbilla. Avanzo al naciente de mis pechos. Las pupilas se dilatan seducidas a la textura de la piel. Ojos y labios sonríen cuando Luis Eduardo dice: tendida con los muslos como alas abiertas/ dispuestas a todo…/ Me invitas/ me incitas/ me invitas a viajar por lácteas vías y negros aguajeros…/

Los acordes miran las formas de un cuerpo que disfruta, sonrío: estoy enamorada. Disfruto por instante, por hora, por día. Contoneo el alma de mujer.

Mientras la habitación me acoge, voy una tras otra letra. Algunas canciones acompasan el baile –con el roce de la piel vestida con una tela ligera de color lavanda– acariciando mi cuerpo muy suavemente.

Entre las hojas murmurantes[1] emerge tu figura quijotesca. Para Mojándolo todo[2], tu voz española escribió: Querida amiga Carmen, / Acabo de leer tu Mojándolo todo y te puedes imaginar la enorme satisfacción que he sentido a leer esos preciosos y precisos relatos empapados de ardorosas humedades… He sentido un inconfesable placer al leerlos y mucho más por el  homenaje que me regalas. Muchas gracias, querida amiga. Lluvia de besos/ Luis Eduardo.

 

Hoy Luis Eduardo, sin tu latido, te llevó de míEste contagio, en sus inicios, me dio la noticia de sus arrebatos existenciales. Sin embargo la perpetua muerte, prodiga la memoria de lo escrito. Gracias por tu latido en esta tarde de caricias en el alma y de aliento –divino– a través de tus canciones.

Obsequio de acordes, naturaleza corpórea, miro los ojos enamorados de una mujer frente a sí misma, mientras muerdes mi lóbulo, tarareando: Mi boca, / besando tus labios incendiados/ se dispone a beber/ en tu cáliz de polen y licor/ y entre zumos y zumbidos/ de olas y alas…. Mojándolo todo .

.

[1]Publicación La Colección de la Tinta de Alcatráz dirigida por Héctor Sumano Magadán

[2] Aute, Luis Eduardo. Canción Mojándolo todo del Disco Alevosía, 1995.