+CRISÓFORO ZÁRATE MACHUCA, ABOGADO Y GRAN IMPULSOR DEL DEPORTE, DE ORIGEN HUMILDE A CAMPEON CON EL TOLUCA; 3ª. Y ÚLTIMA PARTE

Views: 2544

La frase:

Tienes que esperar cosas de ti mismo antes de poder hacerlas.

MICHAEL JORDAN

 

Tercera y última parte de Crisóforo Zárate Machuca

 

Publicada en mi libro Toluca con y por su gente, editado en el año 2018, la entrevista con Crisell Zárate, su hija mayor. La lucha por la Ley del Deportes y libros posteriores.

¿Y políticamente hablando tampoco?

Por eso, si en cierta forma tengo poder, no es fácil aceptar que alguien más haga cosas mejor que yo o cosas diferentes a lo que estoy haciendo.

El sabía que al final el tener él razón, lo iba a llevar no siempre a la victoria, pero hay que luchar contra viento y marea, eso no le da miedo, en su vida se ha enfrentado a cosas mucho más difíciles, que para él era la culminación.

Cuando se logra finalmente, después de muchas cosas, que empieza a presentarlo en varias personas, entre ellos la propia Cámara de Diputados ¿usted estuvo allí, que sintió?

Para mí siempre verlo hablar en público era emocionante, porque el ambiente, el público no siempre era favorable. Me acuerdo que a la mejor en ese momento fue algo significativo, pero mi papá tenía la experiencia de sobra para hablar en público, de improvisar y dar discursos increíbles, porque leía muchísimo y siempre tenía ideas brillantes, no sé de dónde sacaba tantas cosas.

Como era una persona valiente, me tocó ver en un evento de la Universidad, en los campos de la prepa, en el Gimnasio Universitario, lleno de gente, unos muchachos que en bola empezaron a molestar. Él se bajó, empezó a hablarles, me quedé impresionada, porque una bola enardecida de personas contra uno solo, fue una idea de qué persona tan valiente, porque no tenía miedo enfrente de nada.

Podía simplemente con sus ideas controlar a multitudes, era impresionante para mí.

Cómo se le ocurrió, qué le dijo a usted o qué les platicó cuando lo invité a radio, en Peña Futbolera.

Le encantaba la comunicación y le encantó expresar sus ideas y sobre todo, tener un medio para hacerlo. Llegar a mucha gente, eso le encantaba y hablar de futbol, de sus experiencias. Para él era un momento grato, agradable y siempre se la pasaba muy bien.

Era una persona que a la mejor no expresaba mucho sus sentimientos en cuanto a ponerse demasiado excitado o contento, pero siempre era muy emotivo.

No sé si nos escuchaba, pero en los últimos tiempos, quizá en los últimos dos años, llevaba fotografías que él tenía cuando jugaba en Veracruz, de los diversos quipos del Toluca en que él participó.

Me ponía a prueba para ver si conocía a esos jugadores, nunca le fallé a uno, eso le daba gusto, pero al mismo tiempo me quería poner en jaque.

Era una persona competitiva.

Vi muchas fotos que no sabía que existían, de personajes que sí sabía que existían y sabía quiénes eran.

Hay varios detalles, por ejemplo, cuántos hermanos son ustedes.

Somos cuatro, tres mujeres y un hombre. La mayor soy yo Crisell Zárate Díaz, mi hermana Aryk Zárate Díaz, Xeyli y la más pequeña es Zuily.

Campeones.

Su mamá es maestra.

Fue educadora. Maestra de educación preescolar, pero al momento que se casa, deja de trabajar.

Ella fue abanderada del Sindicato. No sé si ya se había casado.

Si estaba en la escuela no se había casado; empezó a trabajar, luego se casó con mi papá.

¿Cómo era vivir con él?

Como siempre buscaba actividades extras, era una persona activa, me acuerdo una época cuando trabajaba en la Secretaría de Salud tuvo que irse a Ecatepec, se paraba a las tres de la mañana para irse a las cuatro y era el momento en que lo podíamos ver y éramos nada más mi hermano y yo.

Fuimos por parejas mi hermano y yo como mayores, ocho años después nacieron mis hermanas, fue esa época donde nada más éramos mi hermano y yo, mi papá trabajaba muchísimo, hasta los fines de semana, a veces lo acompañábamos, pero como salía mucho a los municipios, no nos llevaba siempre.

Ese momento de la mañana, como a las cuatro en donde se metía a bañar y era el momento en que podíamos verlo, le decíamos sí nos despiertan para verte.

Nos envolvía en los sarapes y nos metía al baño con él, mientras él se bañaba, platica y platica todo el tiempo, le encantaba contar historias, anécdotas, era una persona que hablaba muchísimo.

Nosotros como hijos, con el fin de compartir experiencias, no siempre educar, sino dándose una parte formativa, pero también informativa.

Eran debates familiares, en donde a él nunca le gustaba perder, nunca; podíamos estar hablando de la misma cosa horas y él exponiendo sus ideas de manera firme.

Por ejemplo viendo en retrospectiva cómo vivíamos, jamás vi un padre ausente, por ejemplos llegaba a las diez, once de la noche y si no había acabado la tarea, llegaba a ayudarme.

Más grande, en la prepa, me ayudaba con cosas de la materia de Derecho, siempre nos inculcó a ser participativos, incluir y por ejemplo en la primaria me ayudaba a hacer mis discursos para participar en oratoria, afinar los detalles de los poemas en los que participaba en declamación.

Siempre apoyando, siempre presente, aunque físicamente no estuviera la gran parte del día, los momentos en que estaba, eran como importantes.

¿Vivió en una sola casa?

Cuando nací que estaba recién casado, vivíamos en la colonia Granjas y de allí a los seis años, compró una casa más grande y nos mudamos a la colonia Morelos, ahí crecí de los siete años como a los 22, nacieron allí mis hermanas.

Después empieza a construir una casa, en la colonia Morelos era una casa que él compró ya construida, pero después como en el 95, termina una casa que él diseña con los gustos de toda la familia y nos mudamos a la colonia Ciprés, ahí vivimos el resto de lo que fue la vida en familia.

Los hermanos empiezan a crecer, a empezar a salir a muchos lugares.

¿Usted fue la consentida?

Yo era muy afín, porque pensábamos muy similar, en carácter nos parecíamos mucho, pero en ideas, como que era compatible con su forma de pensar y de vivir, que no era fácil, era exigente, no nada más consigo mismos, sino con la gente que lo rodeaba, súper exigente.

Para obtener los resultados que quería no era fácil, había que trabajar mucho.

¿Cuando le dice usted me caso, cómo reacciona?

Como papá era súper celoso, esa idea de primero el deber y luego el ser, para nosotros ir a la escuela es de dar tu mejor esfuerzo, sacar buenas calificaciones y primero dedicarte a estudiar y responder con tus responsabilidades.

Después actividades extras, la fiesta, todo lo demás. Gracias a su guía, ya me casé relativamente grande, terminé mi maestría, pero fue por todo lo que él me dio, porque no es fácil cambiar la pachanga por el estudio y ese amor a hacer lo que a uno le gusta, gracias a él terminé la maestría y después pude trabajar, viajar.

La idea que él tenía, como que hay que disfrutar para después compartir los frutos con alguien más, me casé como a los 33 años, no tuve ningún problema a ese respecto.

Con su familia.

A la mejor no lo va a querer hablar, pero cuándo se entera que está enfermo.

Él se entera.. una de mis hermanas es médico, le veía una tos persistente, ella clínicamente dijo eso no está normal, le pidió que se hiciera unos estudios, él odiaba ir al doctor, pastillas, medicinas y cosas así; según él, nunca se enfermaba, pero de repente una gripa a todo el mundo le da.

Le dice a mi hermana sí me lo voy a hacer, se fue a hacer un estudio de examen general, más una radiografía de tórax, en esa radiografía es cuando mi hermana al verla se da cuenta de que hay algo en los pulmones que no está bien.

Mi hermana trabajaba en el Instituto Nacional de Nutrición en ese momento y le pide algunos doctores que le ayuden a revisar los estudios que se hizo y le encuentran que en el pulmón hay lesiones cancerosas.

Cuando él se entera, pues ya había perdido el partido casi, casi. A partir de allí, me acuerdo que me decía, hace tres años empecé a sentir que la batería se me gastaba, cansado, fue una época en donde yo vivía en Japón, él me fue a ver, en ese momento no sabía que estaba enfermo y me decía es que me canso más, creo que es el viaje tan largo, pero no aguanto.

Él quería tener la vitalidad de cuando era joven. Entonces cuando se entera de que esas lesiones del pulmón eran una metástasis de la enfermedad que tenía, que era en el colon, sí fue devastador, se puso muy triste y un año casi, de que se entera que está enfermo, de que empieza a necesitar tratamientos, a él no le gustaba visitar al doctor, menos el hospital.

Creo que fue decisiva la influencia de mi hermana que es médico, para que decidiera que no se quedara sin tratamiento ni tampoco con la atención especializada que se podía dar en un hospital, por eso fue que estuvo mucho tiempo en él, entrando y saliendo.

Aceptó hacerse quimioterapia y a partir de allí fue entrar y salir de muchos hospitales, casi un año.

Yo observé una reacción positiva, que fue parte de su forma de ser o es parte de que así es la enfermedad, mi hija mayor murió de cáncer y da la impresión que se reponen y luego en un mes o dos viene la crisis.

No era una línea plana, siempre estoy bien o siempre estoy mal, cuando él recibe la noticia, fue devastador, luego, luego dijo yo no quiero nada, quiero estar tranquilo en mi casa.

La influencia de mi hermana de convencerlo que recibiera tratamiento fue decisiva. Ella lo hizo aceptar que había una opción y por eso lo hizo, sino a la mejor no se hubiera hecho nada.

No sé si lo recuerde, pero hicimos varios enlaces con él estando internado, porque él nos lo permitió y nos hablaba perfectamente bien de todo lo que había que hablar en ese momento.

El no quería recibir visitas, por ejemplo, y como era muy exigente, su aspecto físico, el tono de su voz, cómo me oigo, me oigo ronco, es que ya no hablo igual, se daba cuenta de todos los cambios que iba teniendo físicamente y no quería recibir visitas.

Cuando se llegaba a sentir bien, sí puedo hablar por ejemplo, sí quería seguir en movimiento todo el tiempo.

A todo esto, una especie de resumen ¿cómo percibió él su carrera, satisfecho con su carrera deportiva en el futbol?

Sí, por supuesto. Se retira súper contento y consciente que no se retira por una lesión ni por la edad, sino que cumple una etapa que disfrutó al máximo todo lo que hizo y preparado para lo que venía, como esa etapa en donde uno se prepara para el retiro, él ya estaba preparado para lo que continuara.

Al tener su carrera de abogado no tiene ningún problema, adelante sobre todo, seguir planeando y ver a futuro siempre.

Fue jugador destacado, pero en el Toluca tuvo una suerte que pocos tienen de estar junto a otros tanto o más destacados.

Él me platicaba lo que vivía en la cancha con gente de una talla impresionante y jugar con ellos, pero no todo era miel sobre hojuelas de voy a aprender sus jugadas, sino que entraba a la cancha y como lo veían chavito, cuando era de los más jóvenes, a insultos, intimidarlos y decía cualquiera lo viera un gigantón, empezar a amenazar con cosas horrendas, te sales de la cancha temblando.

El carácter que él tenía, desde niño, impresionante. Era demasiado valiente y audaz, pero siempre con el conocimiento de todo el riesgo que implica no aventarse a lo loco a hacer las cosas.

¿Por qué se va al Veracruz, ya me dijo que se peleó con la novia, pero por qué al Veracruz, por qué no a otro equipo?

Él sabía de la rivalidad del Toluca con otros equipos como el Guadalajara, el América, pero siempre pensando que el amor de sus amores era el Toluca, entonces lo intentaron comprar del Guadalajara, Necaxa también creo, pero él amaba la playa y Veracruz le gustó y fue uno de los equipos que lo querían.

Me platicaba de la vida que llevaba en Veracruz, me contaba de la vida que llevaba. Para él la playa era lo máximo; decía cuando sea grande, mi siguiente casa va a estar en la playa.

Fue como darse un gusto de que todo el ambiente en el que fuera a desenvolverse como jugador lo disfrutar al máximo.

Allí también se codea con jugadores de mucho nivel.

Siempre conocen a mucha gente, pero su manera de relacionarse con las personas es más allá de la situación que los lleva a conocerse en el trabajo, más allá del trabajo, en el futbol, más allá del futbol.

Un montón de anécdotas que nos contaba, su relación personal con cada uno de los jugadores, por supuesto más afín a unos y a otros, al fin y al cabo, pero siempre de una manera íntima, siempre lo buscaba la gente como para ese apoyo paterno, qué piensas de esto, cómo le hago, cosas así, que al final y al cabo, jugadores terminaban siendo grandes amigos, pero por esa confianza y apoyo que veían en él.

Usted qué estudió.

Odontología.

Crisell es maestra de tiempo completo en la Facultad de Odontología de la UAEM.