+CRISÓFORO ZÁRATE MACHUCA, ABOGADO Y GRAN IMPULSOR DEL DEPORTE, DE ORIGEN HUMILDE A CAMPEON CON EL TOLUCA

Views: 2696

La frase:

La experiencia te hace entender que jugar en equipo y siendo solidario se alcanzan mayores objetivos.

CRISTIANO RONALDO

 

 

Segunda parte sobre la vida de Crisóforo Zárate Machuca

 

Publicada en mi libro Toluca con y por su gente, editado en el año 2018, la entrevista con Crisell Zárate, su hija mayor.

Crisell Zárate.

Después de allí.

Después, de la UAEM, estaba el rector Efrén Rojas Dávila, posteriormente se va a gobierno para ser director del Deporte del Estado, lo que en ese momento era el INJUDEM.

Empieza a trabajar, por supuesto tenía tanto conocimiento como experiencia en el manejo de mucha gente, así como de todos los deportes y asociaciones que existían en ese momento, igual seguía con el trabajo intensivo, pero enfocado a apoyar a cada una de los deportistas que iban a verlo, las puertas de su oficina siempre estaban abiertas.

A pesar de tanto trabajo que tenía, no sé de dónde sacaba tiempo de las 24 horas que tiene el día para recibir a todo el mundo.

Viajaba mucho, porque muchos de los deportistas lo invitaban a sus eventos y organizaba mil cosas, carreras atléticas, torneos de todos los deportes habidos y por haber, empezó a relacionarse al ser dirigente del deporte estatal, con lo que era el deporte federado.

Empezó a tener muchas experiencias a nivel nacional, tanto por deportistas que lograban sobresalir en competencias internacionales como las reuniones que se daban a nivel nacional.

Después de eso, al terminar ese periodo de esa gestión del gobernador que en ese entonces era Emilio Chuayffet, cuando entra el siguiente que fue César Camacho, sigue y fue cuando se da el cambio de INJUDEM a IMCUFIDE, ya incluyendo la idea de que no sólo fuera un área que incluyera el Deporte, sino también a la Cultura.

De allí empieza a crear muchos ajustes y siempre seguía preparándose, él era licenciado en Derecho, pero tenía mucho trabajo, estudió una especialidad en administración pública, una maestría en sociología y seguía preparándose.

Se fue a un curso de administración del deporte a Cuba, a Francia y seguía viendo un montón de posibilidades que había, porque aquí de lo que somos ricos es del deportista y sus capacidades y el esfuerzo que está acostumbrado a hacer la gente.

Seguía preparándose y teniendo muchas ideas, aparte sabía que si no se reglamentaba todo, los cambios son difíciles, entonces desde la Secretaría de Salud participó en la reforma a la Ley de Salud en 1982 más o menos y el deporte no fue la excepción.

Empezó a tener idea de que todo apoyo deportivo necesario requerido debería estar legislado para que fuera una obligación del gobierno dar un apoyo a los deportistas y no nada más como que cada quien lo que necesitara lo fuera pidiendo.

Entonces fue cuando empezó a pensar de escribir, una ley que hablara sobre deporte a tener la idea de que la facultad, la licenciatura para ser abogado se diera la cátedra de administración o por lo menos algo relacionado con el deporte.

Conociendo de leyes y todo lo que sabía, empezó a tener la idea de escribir una ley para que pudiera beneficiarse toda la cantidad de gente que existe, sobre todo en cuanto a la administración del presupuesto, para que fuera una distribución equitativa para todo el mundo.

La parte del 2005 que dejó de ser integrante del gobierno estatal y a trabajar en la administración pública, él empieza a desarrollar un plan que él pensaba desde el 2005 terminarlo como regalo para México, en el 2010 por el aniversario de la Independencia.

Una serie de cinco libros que plasmaran, que tuvieran toda la teoría en cuanto a lo que él trataba de plantear de la legislación para el deporte mexicano y para la administración pública, porque lo que intentaba era que cada municipio tuviera su organismo dedicado íntegramente al deporte y a la cultura.

Pone al deporte mexiquense en los cuernos de la luna, en los primerísimos lugares. ¿Cómo llega eso?

Creo que él tenía una visión, de ver a la gente, captar a aquellas personas que tenían ciertos dones o ciertas posibilidades de destacar, no dejaba de apoyar a todo el mundo.

Claro que iba gente a pedir mil y un cosas que no venían al caso, porque tampoco los recursos sobran, pero sí tenía la visión de quién tenía no sólo física sino mentalmente la fuerza de conseguir lo que se proponía.

Como lo conocía tanta gente y nunca dejaba de apoyar, pero su apoyo era de verdad, de recibir a las personas, de escuchar sus necesidades, peticiones, pero les daba como si fuera un consultorio, un psicólogo, apoyo emocional, de ese tipo de compartir y contagiar su entusiasmo.

Le estoy hablando de deportistas hiperfamosos de México que lo iban a ver para que les echara porras, para que les dijera cómo y les daba consulta, no nada más en cuanto a lo que había que hacer para prepararse, sino apoyo en cuanto a cómo dirigir su carrera, cómo administrarla, un montón de consejos y de cosas que compartía con ellos.

Era una persona que cuando uno iba de buena voluntad a verlo, podía obtener muchísimas cosas.

Así podemos decir, por ejemplo, en los campeonatos nacionales, el Estado de México brilló del 1 al 3 cuando ya mal nos iba, lugar 3, sino el 1 y todo con él.

Ya nos dijo cómo, pero aparte cómo tenía ese poder de convencimiento para que las asociaciones trabajaran.

Era una persona que tenía una capacidad para comunicarse y expresar sus ideas sobresalientes, pero todo fundamentado, uno no podía debatir con él, era difícil y sobre todo ganarle en el debate, porque todo lo fundamentaba, con tal de que él no sólo expusiera sus ideas, sino que finalmente se hiciera lo que debía hacerse.

Su idea y nosotros como hijos nos hablaba, nos decía, uno es el deber y otra es el ser, la mayoría de los seres humanos por nuestro ego nos gusta ser, para sentirnos bien en nuestro ambiente, cómodos, pero el deber es lo que debe dirigir nuestra vida y es lo que al fin y al cabo va a dar frutos y efectos positivos y al final nos va hacer sentir bien.

Primero siempre lo que debe ser. Al captar en cada una de las personas lo que él decía, dos veces que veía en la gente era la actitud como la aptitud, y como que sabía percibirlo, captarlo.

Por ejemplo, hablando como hija, sabía cuáles eran mis habilidades, virtudes o capacidades y de ahí desarrollarlas y crecer.

Eso lo lleva al ámbito de los veteranos del Toluca, platíqueme.

Fue el creador de la Asociación de Ex profesionales del Club Deportivo Toluca; en la calle se encontraba con sus ex compañeros, me acuerdo que le surge la idea de organizarlos, muchos de ellos desafortunadamente no tenían una carrera ni seguían en el futbol, ni nada, tenían el tiempo y aparte la idea de que siguieran siendo reconocidos, porque le dieron a Toluca el campeonato que hizo feliz a mucha gente.

Se le ocurrió incluirlos en una asociación, los buscó a todos para empezar a organizar partidos, volver a traerlos en ese momento que fueron como los 80, del presente de Toluca.

Crea la asociación y organizó en la Bombonera, muchísimos partidos, trajo a muchos equipos, me acuerdo cuando vino el Guadalajara.

Su visión era tan amplia y grande, que podía organizar a masas enteras y eventos increíbles, por ejemplo trajo al Veracruz, pero lo trajo con todo pagado, los hospedó en el hotel del Rey, organizó una comida, vinieron las familias de los jugadores, una cosa padrísima, no nada más el partido y adiós, no.

Los jugadores emocionados, felices, organizaban noches mexicanas el 15 de septiembre. Una vez creada la asociación, empezó a crear, con ellos, muchas cosas, participaba desde el utilero, el médico, los jugadores, todo el mundo.

Platíqueme cómo se le ocurre organizar el 50 aniversario del Toluca en Primera División, con un partido sensacional, también con veteranos.

Me acuerdo hasta que él jugó, era cosa de conseguir al equipo, tenía tantos contactos y tanta gente conocida, no le era difícil organizar cualquier cosa que se le ocurría.

Era desde uniformar al equipo, llevarlos a entrenar, conseguir al que había sido su masajista, era volver a vivir cosas, pero totalmente planeadas, nada lo dejaba al azar o a ver qué pasaba, se veía el resultado tanto en la cancha como después, la visión que tenía de hacer a la mejor de un evento que pudiera ser sencillo, de ser una gran fiesta, pero para todo el mundo.

Me acuerdo de homenajes que hacía a personas que habían sido destacadas de alguna u otra forma, pero que llegaban a las fibras de la familia, porque nadie se acuerda de mucha gente que fue significativa para todos como sociedad.

¿Cómo se le ocurre el programa de televisión, Toluca ra-ra-rá?

No me acuerdo cómo fue que lo llaman a TV Mexiquense  y le proponen la idea del programa, fue su primer programa Pensando en Futbol, después fue Toluca ra-ra-rá, tuvo otro que se llamó Semilla Mexiquense en donde hablaba de muchos deportes y era la idea de empezar a crear desde la infancia la afición a todos los deportes, apoyos para que pudieran sobresalir y seguir practicando deporte.

Me acuerdo del programa de Pensando en Futbol, era tan increíble su manera de pensar que no sólo era el programa en las tardes y con gente participando en vivo, sino que organizaba eventos y la gente que conoció el programa, al  llamar siempre en cada uno de ellos, se llevaba un regalo.

Tenía muchas llamadas, pero aparte cuando era el aniversario del programa, me acuerdo del auditorio de la Secundaria Cinco organizó un evento, era todo un espectáculo y los seguidores del programa fueron, se rifaron cosas y era de incluir a toda la sociedad que, de alguna u otra forma, está a veces olvidada y no tiene acceso a participar en eventos, sobre todo gratuitos.

Ese evento fue de su programa Pensando en Futbol, llena de gente, una cosa increíble, seguidores de todas partes, invitados a sus programas.

Me acuerdo que cuando Cardozo estaba lesionado y no jugaba, mi papá decía todo el mundo está enojado con Cardozo porque no juega, qué está haciendo aquí y lo invitó a su programa, lo invitaba para platicar y conocer.

Mi papá decía, éste va a ser lo máximo en Toluca porque tiene una mentalidad, capacidad y todo, y Cardozo cuando inició en Toluca fue lo que fue.

Cuando se le ocurre hacer la Ley del Deporte, sufrió cara y cruz, es decir, muchas cosas que vivió, pero finalmente se logró hacerla.

Fue todo el planteamiento que tenía, gracias a sus conocimientos de administración y de derecho, sabía que, como ciudadano tenía la posibilidad de ir a la Cámara de Diputados y presentar una propuesta de ley.

Entonces la redacta y empieza a hacer la gestión que tiene que hacerse con los diputados para que pueda entrar a revisión en la Comisión de Deporte.

Fue más sencillo para él escribirla y plantearla, que todo lo que tiene que hacer el resto de la gente para aceptar una idea que es totalmente innovadora y muchas veces, por desconocimiento, alguien pudiera llegar a pensar, no es necesario o va a ser un conflicto o algo así.

Fue muchísimo trabajo, fue cuando él no era parte de la administración pública y tenía el tiempo de dedicar con paciencia, constancia y perseverancia, el convencer a la gente de que hiciera lo que tenía que hacer para que su idea al fin y al cabo, pudiera prosperar.

No le contaba todas las dificultades políticas, le digo, porque me hizo favor de invitarme a eso y a mí por poco me cuesta el trabajo y a él muchos sinsabores.

Al momento mucha gente al darse cuenta que eso puede llevarse a cabo o conocer la idea, no es fácil como seres humanos que alguien más lo realice. (Continuará).