De diosas y literatura

Views: 1143

Yo no sabía qué hacer, estaba en medio de ellos, temblaba y me costaba trabajo respirar, mi admiración por Dana siempre fue tanta que tan sólo verla me hacía sentir que volaba en el oscuro universo y que nadie podría regresarme a la tierra.

No alcanzaba a ver nada, sólo estrellas y a Dana peleando con Hesíodo, tenían unas lianas gigantes en las manos, como anillos de Saturno, con las que lo golpeaba para arrodillarlo, pero él lanzaba fuego por la boca e intentaba quemar las plantas.

Cuando de repente mi compañera me movió, yo estaba sentada casi hasta el frente del auditorio y la conferencista me estaba preguntando si quería dar mi opinión, desperté del susto y sólo respondí: – no, no, bueno sí, creo que sí se necesitan más mujeres en el poder.

Un hombre se levantó y dijo:

– No es verdad ¿por qué dice que hacen falta más mujeres en el poder?, las mujeres son de la casa, así lo dice la Biblia, Dios es hombre y no ha necesitado de una diosa, ha necesitado de su madre.

La mayoría de personas empezaron a preguntar ¿en dónde lo dice?, algunos otros hombres dijeron; sí, es verdad Dios es hombre, las presidencias son para hombres.

La conferencista silenció a todos, enojada expresó que de eso no iba a hablar.

Lo recuerdo porque me hubiera gustado que hablara de eso, además, me he percatado de que en casi todas las conferencias sobre género a las que he asistido, siempre, hay hombres que ponen de pretexto a Dios para dejar de reconocer que las mujeres somos igual de capaces en todos los sentidos que ellos, en ello se excusan para poder decir que la mujer debe estar en su casa haciendo limpieza y al cuidado de las necesidades de sus esposos a quienes deben obediencia. Como la virgen María de su hijo.

Pero si les preguntamos, no saben en qué parte de la Biblia dice que la mujer es menos capaz que el hombre. Una vez le pregunte a un pastor Testigo de Jehová, en que versículo lo decía y me dijo que no decía nada parecido, que es verdad que Dios creo a la mujer de la costilla del hombre,  precisamente como símbolo de estar lado a lado y de protección.

Un sacerdote de la religión católica dijo que desde el momento en que Dios decidió crearnos. Si me pusiera a preguntar a un representante de cada religión, todos me contestarían cosas diferentes, esto quiere decir que tendría aproximadamente 4200 repuestas diferentes, omitiendo las religiones que han desparecido.

Algunas de estas respuestas dirían que nunca lo dijo, que hay una diosa mujer y un dios hombre que trabajan de la mano para mantener el equilibrio, otras que hay muchos dioses y diosas, algunas otras que Dios es mujer.

Todas estas religiones tienen bases en mitos e historias sagradas, escritas en libros o en la Biblia, que rige el comportamiento de sus practicantes.

Por número de seguidores el cristianismo es el más importante, basado en un sólo Dios varón quien mandó a la Tierra a Adán y a Eva, ella como la culpable de los males de la humanidad, cosa que ha contribuido a la perpetuación del patriarcado y el machismo.

Pero antes de esto, el lugar de la mujer empezó a pasar de ser creadora a ser incapaz y la culpable de los males del mundo por medio de  mitos, uno de ellos y que se conoce como el más antiguo es Los trabajos y los días del poeta Hesíodo en la que sitúa a Pandora como maléfica para la humanidad y para los hombres.

Todo comienza cuando Zeus, enfadado con Prometeo por haberles dado el fuego a los humanos, ordena al dios Hefesto que creara a la primera mujer para casarla con Epimeteo, el hermano de Prometeo. Como regalo de bodas, Zeus entrega a Pandora una jarra con la petición de que no la abriera bajo ninguna circunstancia. Dentro de la jarra estaban todos los males: conflictos, enfermedades, hambre, etc, Pandora no pudo aguantar la tentación y la abrió.

Antes de esto la mujer era reconocida como creadora, Gea es la diosa más antigua de todos los dioses del olimpo, cuenta la historia que todo era oscuridad, masa y vacío hasta que nació Gea la madre de la tierra y el universo, de donde nacen todas las divinidades naturales del planeta, ella sola engendró a Urano y juntos dieron a luz a los Titanes y Titanides.

En México las religiones también estaban compuestas por hombres y mujeres algunas de estas diosas son; Coatlicue diosa mexica de la fertilidad, madre de todos los dioses del panteón azteca y diosa de la tierra.

Ixchel diosa maya de la fertilidad, Metztli diosa de la preñez y el tejido; ella tenía la facultad de dominar el agua sobre el planeta por medio de la serpiente, con la cual mandaba tormentas o inundaciones, su figura representaba también el amor materno.

Xōchiquétzal es la joven diosa mexica  de la belleza, las flores, el amor, el placer amoroso,  las artes y la fertilidad de la naturaleza, ella nació de los cabellos de la diosa madre.

 

Y si nos vamos a otras religiones en todas partes del mundo vamos a encontrar que existen diosas creadoras y muy poderosas, una de las diosas que más me ha inspirado es Dana de la mitología celta, Danu o Dana es la Diosa Madre-Río, que fertiliza todo lo sagrado y divino, fue representada también como la triple diosa Dana- mujer, Brigida- muchacha y Anu- vieja, se le consideraba  diosa de la literatura, la señora de la poesía, adivinación y la sabiduría, asociada al sol y al fuego, la fertilidad de los campos, de los animales y seres humanos, es la madre de todos los dioses.

 

Por eso creo que en mi sueño golpeaba a Hesíodo ya que el contribuyó a que ahora en México haya tantos feminicidios y violencia contra la mujer, aunque claro que no toda es su culpa. Ella es la diosa de la literatura y él un ángel poeta caído.

 

Otras veces he soñado que Dana desde el universo nos cuida y que me manda rayitos muy delgados como hilos, que también les manda a otras mujeres y hombres, pero tantos hilos se enredan y no sabemos cómo desenredarlos, algunos quedan atrapados entre ellos y pedacitos de lianas que caen aunque sea primavera.

 

Mis hilos se enredan de repente con mis cabellos y luego sé que ya tengo que ir a cortarlo, pero, es irónico porque siempre he querido tener el cabello largo como diosa y no lo he conseguido, el consuelo que me queda es que al menos, sí lo tengo negro como el de Dana y que Ella me manda rayitos de luz con pedacitos de lianas