Derbis y Clásicos

Views: 921

Muchos se confunden con dos palabras: derbi y clásico. Aunque son similares no significan lo mismo, un derbi es un partido en donde se enfrentan dos equipos de la misma ciudad, un clásico es un encuentro donde se enfrentan los dos máximos rivales de un país; por ejemplo en España hay infinidad de derbis como el Sevilla vs Betis, Real vs Atlético o Barcelona vs Espanyol, pero el único clásico en España es el Real Madrid vs Barcelona; sin embargo un clásico puede ser un derbi; por ejemplo en Escocia el Celtic vs Rangers o en Argentina el Boca vs River.

Entendido esto, en todo el mundo hay infinidad de derbis y clásicos que merecen un lugar en la historia del futbol ya sea por su pasión, por su nivel o por la historia de la rivalidad misma.

Mostramos los mejores derbis y clásicos del mundo

Clásico de la Afición: Este derbi es una rivalidad entre dos de los clubes más grandes de México, se juega entre Pumas UNAM y Club América sin duda es un clásico en el que la afición desborda su pasión al campo de juego.

Clásico Nacional: El clásico más visto en México ese que enfrenta al Club América vs Chivas de Guadalajara que son los más ganadores del país, y los que tienen las mejores y más fieles aficiones.

FLA-FLU: El derbi que paraliza todo Río de Janeiro, aparte de compartir ciudad comparten estadio, y no cualquier estadio, el mismísimo Estadio Maracaná, donde las gradas se dividen entre Flamengo y Fluminense.

Derbi della Madonina: La cuidad de la moda se paraliza con este partido, una ciudad, un estadio, dos nombres, dos equipos, un ganador, Internazionale y AC Milan disputan uno de los derbis más apasionantes de toda Europa, la rivalidad es tan grande que cuando el Milan juega de local el estadio se llama San Siro por el barrio donde se ubica, y cuando el local es el Inter, el estadio se llama Giusseppe Meazza  por la leyenda neroazurra.

Derbi Vasco: Este partido divide al País Vasco, en una rivalidad de dos fundadores de la liga Española, un derbi que divide la ciudad de Bilbao y la ciudad de San Sebastián, dos catedrales del futbol español como San Mamés y Anoeta, el País Vasco se paraliza con el Real Sociedad-Athletic Bilbao.

Derby Escocés: Sin duda alguna este es el derbi más ideológico de todo el mundo ya que no sólo es una rivalidad entre dos clubes, va más allá de lo deportivo, es una rivalidad entre Celtic vs Rangers, católicos vs protestantes, irlandeses vs unionistas, republicanos vs nacionalistas, trabajadores vs burgueses, además que estos dos equipos son los más laureados de toda Escocia 50 para el Celtic y 54 por parte de los Rangers.

 

Derbi Madrileño: No necesita presentación, un derbi que se ha disputado en liga, copa, supercopa, incluso en dos finales de UEFA Champions League en las que nos ha dejado imágenes como el gol en el 93’ de Sergio Ramos o la tanda de penaltis en San Siro en el 2016. Sin duda ya sea en el Santiago Bernabéu o en el Wanda Metropolitano el Aúpa Atléti y el Avante Real siempre se escuchara.

Derbi Sevillano: Es un derbi que paraliza Sevilla y la divide en dos, en verdiblancos, y en los de Nervión, no hay nada como ir a un derbi en Sevilla sea del equipo que seas hay que admitir que cuando Sevilla se parte en dos es un gran espectáculo y un hermoso escenario sea en el Sánchez Pizjuan o en el Benito Villamarín.

El Clásico: Sin duda alguna este es el mejor clásico de la historia entre Real Madrid vs Barcelona, es el clásico más visto en todo el mundo, porque tiene a los mejores jugadores del mundo y durante una década nos deleitó con la rivalidad CR7 vs Messi, una rivalidad más allá de los libros de historia.

Superclásico: Éste es el derbi y clásico más pasional del mundo, entre River y Boca, ambos máximos campeones de Argentina, no hay nada igual que vivir un superclásico en La Bombonera o en el Monumental de River, es una rivalidad entre la clase baja y la clase alta, el estadio de Boca, ubicado en el barrio más pobre de Buenos Aires, La Boca, mientras que a River le apodan los millonarios, este clásico desborda pasión por los cuatro lados del estadio, sea cual sea.

Un espectador curioso.