Derrotemos a los cínicos y su cinismo

Views: 1080

Ver: https://www.facebook.com/alfonsonavadlreyes/videos/753577308897147

Sólo el virtuosismo acabará con el cinismo.

Los círculos virtuosos son ciclos y procesos que generan beneficio a todos y al lugar donde habitamos.

Al contrario, los círculos viciosos son ciclos y procesos alterados que dañan a todos y al espacio en que vivimos, aunque al principio parezca que alguien o algunos vivales salen ganando.

Defiendo la idea que los círculos virtuosos son los que se deben crear, promover y proteger en nuestras comunidades.

A esta forma de pensar, sentir y actuar creando círculos virtuosos en todas nuestras actividades, le llamo virtuosismo.

El virtuosismo lo vemos en aquellos ecosistemas naturales donde se mantiene en equilibrio que permite la evolución.

El virtuosismo lo observamos en un hogar donde todos sus integrantes contribuyen a la armonía de la familia.

El virtuosismo los constatamos en un gobierno donde todos participan cuidando los intereses y el beneficio de todos sus gobernados y la comunidad en que se encuentran.

En nuestra sociedad, los círculos virtuosos deben superar a los círculos viciosos.

Veo el virtuosismo como una manera de comprender a la naturaleza y concebir a la sociedad.

Las organizaciones sociales conviven en armonía a través de círculos virtuosos.

Al contrario, los círculos viciosos desequilibran los ecosistemas, los círculos viciosos desarmonizan sociedades.

Tengo cuidado al decir círculos viciosos porque no hablo de contradicciones y conflictos inherentes al universo natural y al colectivo humano que le permiten su evolución. Por ejemplo, en el Sol se producen explosiones necesarias en su composición. Asimismo, la discusión y el debate público caracterizan a la democracia sin adjetivos.

El círculo virtuoso genera algo útil que influye de forma positiva en todos o en la mayoría de los integrantes y en los procesos del medio ambiente y la sociedad.

Al contrario, de manera artificial o provocada por intereses mezquinos, el círculo vicioso contamina y pervierte, distorsiona y elimina los ecosistemas y comunidades sustentables.

Veo que es posible intervenir en el hábitat y la organización gubernamental a través del diseño e implementación de círculos virtuosos que generen equilibrio y armonía.

Podemos revisar, detectar, corregir y eliminar círculos viciosos que generan ganancias sucias e incentivos perversos -que en apariencia, beneficiando sólo a unos cuantos- la realidad es que afectan a todos los habitantes y a todos los procesos sustentables pues colapsan el entorno natural y destruyen las organizaciones administrativas, económicas, políticas y sociales.