EL COMBATE A LA CORRUPCIÓN RECLAMA CAMBIOS EDUCATIVOS, CULTURALES Y SOCIALES

Views: 660

Los gobiernos municipales han vivido de diferentes maneras la implementación de los comités de participación ciudadana (Copaci) que dispone la Ley del Sistema Anticorrupción del Estado de México y Municipios, porque les han planteado desafíos presupuestales y administrativos; sin embargo, hay avances diversos para cada experiencia particular en el propósito de hacer frente a la corrupción, lo que reclama cambios educativos, ciudadanos, sociales, culturales, en los servidores públicos y en los procesos e instituciones.

            En el foro «Transparencia y combate a la corrupción», realizado en la Casa Toluca de El Colegio Mexiquense, en la segunda jornada de la Semana Nacional Anticorrupción, participaron el presidente municipal de Metepec, Fernando Flores Fernández, quien se inclinó por llevar adelante una reingeniería humana y otra institucional en los gobiernos municipales, y representantes de los ayuntamientos de San Mateo Atenco, Tecámac, Temoaya y Toluca.

            En sus mensajes de inicio y cierre del foro, César Camacho, presidente de El Colegio Mexiquense, ofreció el trabajo de la institución dedicada a la investigación y la docencia en Ciencias Sociales y Humanidades para el diagnóstico y, sobre todo, la elaboración de propuestas de política pública que tengan utilidad inmediata para los gobiernos municipales.

            Ante las dudas respecto del marco jurídico que regula la vida pública, en especial la de los ayuntamientos, que fueron planteadas por los participantes, quienes consideraron que hay una sobrerregulación, César Camacho sugirió que los gobiernos municipales aprovechen plenamente su capacidad legislativa dada la formación colegiada de los cabildos, y emitan las disposiciones que requieran para cumplir sus facultades, atribuciones y responsabilidades, cuidando la justa medida y sin entrar en conflicto con la ley, a la par que les recomendó creatividad para enfrentar la corrupción, al que calificó como un fenómeno subcultural.

            En sus intervenciones, Fernando Flores Fernández, presidente municipal de Metepec, pidió reconocer la responsabilidad ciudadana en los actos de corrupción, al que consideró un problema de idiosincrasia, cuestionó que los mensajes y lenguaje políticos no hayan cambiado y se inclinó por darle un sentido humanista al servicio público, con una perspectiva pragmática en lugar del dogmatismo, cambiar el modelo administrativo y llegar a uno que sea de carácter universal para los ayuntamientos, al tiempo de impulsar el gobierno electrónico que disminuya el contacto entre ciudadano y servidor público en materia de trámites.

En el foro, que fue conducido a manera de un conversatorio por Cecilia Cadena Inostroza, profesora-investigadora de El Colegio Mexiquense, participaron Julio César García Pérez, síndico del ayuntamiento de Temoaya; Adrián Pérez Guerrero, segundo regidor de Tecámac, y Armando Ayala López, contralor del ayuntamiento del mismo municipio; Martha Díaz, contralora del ayuntamiento de San Mateo Atenco, y Norma Sofía Pérez Martínez, titular de la Unidad de Transparencia del ayuntamiento de Toluca.