“El criptoinvierno”.

Views: 403

Las criptomonedas, que de acuerdo con se propio nombre se trata de monedas encriptadas, son monedas virtuales que han venido a revolucionar el sistema financiero, creando nuevas oportunidades de inversión, así como dar pie a nuevos desarrollos tecnológicos, esto a través de la tecnología blockchain (cadena de bloques), que permite mantener archivos en la red sin que estos puedan ser modificados o eliminados. En este tenor, suena como una tecnología futurista, pero surge entonces la pregunta, ¿Por qué actualmente el Bitcoin, que es la moneda más usada está cayendo cada vez más?

Las razones pueden ser muy variadas, por ejemplo, la crisis económica que se originó con la pandemia del Covid 19, la adopción de medidas antiinflacionarias por parte de países como Estados Unidos, los propios efectos de la guerra en Ucrania, los movimientos del dólar, la caída de indicadores correlacionados con el Bitcoin como lo es el Nasdaq o el SP500 (respecto de acciones de empresas), la prohibición que hicieron algunos países, el desuso de las criptomonedas por parte de empresas como Tesla, entre otros.

Por tanto, los conocedores de dicha materia han adoptado el término criptoinvierno, dado que el Bitcoin viene a la baja desde noviembre del 2021 con una caída del 80%, relacionando dichas semejanzas con la serie Juego de Tronos; no obstante, no significa en lo absoluto que el Bitcoin este muerto, dado que hay muchos factores que podrían ayudar a que su precio vuelva a crecer:

  • Los propios desarrolladores están sacando su dinero: esto a pesar de parecer malo es bueno, puesto que implica que se está llegando al mínimo de la caída de Bitcoin.
  • Las ballenas, es decir, personas o empresas que cuentan con gran cantidad de criptomonedas ven precisamente esos mínimos y lo toman como el momento de invertir.
  • No solamente las ballenas, sino que en general todos los inversores saben que el punto más bajo es cuando hay que comprar, debiendo vender cuando el precio vuelva a subir.
  • Tesla y Meta, dos gigantes tecnológicos que siguen realizando desarrollos con criptomonedas, en el caso de Tesla, dejaron de utilizar criptomonedas por el daño ambiental que causan, no obstante, éstas ya alcanzaron los estándares ambientales, por lo que, en cualquier momento van a volver a aceptarlas.
  • Cada vez más empresas aceptan pagos con criptomonedas.
  • Llegada la crisis, se está en un proceso de recuperación, por lo que tanto, las empresas, el mercado de valores, las monedas y en general la economía van a levantarse (la recuperación es más rápida que el crecimiento), por lo que también las medidas contra la inflación van a dejar de aplicarse.
  • Países como China buscan crear su propia criptomoneda.

En este tenor, el invierno quizás sea largo, pero si hay luz al final del túnel, puesto que la innovación no se detiene.