El Linebacker, la defensiva gana campeonatos en el Futbol Americano

Views: 1185

Alguien dijo una vez que Linebacker no es una posición, se trata un estado mental. Se trata además de la parte nodal de la defensa. Esto es tanto desde el punto de vista físico como desde el punto de vista organizativo, tiene que ver con que en buena parte de los esquemas defensivos, los linebackers suelen ser los únicos jugadores asociados consistentemente con la cobertura de pase, la carrera de pase y la defensa de carrera. Esto significa que son el centro de comunicación a través de los tres niveles de la defensa, haciendo jugadas al frente y asegurando las coberturas. Por todo esto, el entrenamiento de los linebackers debe ser estrictamente minucioso, exigente y consistente. Ellos tienen que estar entre el grupo de trabajo más duro del equipo en términos de revisión de los videos del oponente y conciencia de la situación. También deben estar entre los más duros en lo que respecta al tema físico.

Es importante el tema respecto a que se requiere mejorar la ejecución de todas las técnicas en el football y esto parte una correcta postura y un arranque eficiente. También hay que  considerar el utilizar una variedad de posturas que les permitan estar listos para moverse en la dirección correcta al moverse el balón, sin pasos en falso. Deben usar su arranque explosivo en cada snap y aprender a leer en la marcha. Deben ejercitar las posturas todos los días y tener un buen arranque mientras los jugadores ejecutan su postura.

Hay que considerar en esta posición que hay que hacia dentro para asegurarse que su peso esté en la  parte  frontal  interna  del  pie. No debe olvidar ejercitar  primero al enfatizar la distribución del peso antes del snap. Los linebackers pueden de alguna manera apuntar sus pies un poco hacia un costado  y segundo paso para cada jugador en ambas direcciones para eliminar pasos en falso; luego agregue lecturas. Por ejemplo, el primer paso debe ser no mayor a 6 pulgadas (15 cm) de largo. Cualquier paso mayor que eso no le permitirá dar un segundo de forma rápida, paso corto y una salida rápida en la dirección correcta, fundamental las posturas. Podríamos hablar de tres. La básica: cómoda, con los pies separados a la altura de los hombros. Manos enfundadas. Peso distribuido en las bolas de los pies. Pecho sobre los dedos de los pies, barbilla hacia arriba, ojos hacia adelante. Postura escalonada: pie interior adelantado, peso distribuido sobre el pie delantero. El pecho está sobre el dedo del pie delantero, la barbilla hacia arriba y los ojos hacia adelante. Finalmente la postura inclinada: Pies separados aproximadamente al ancho de los hombros, manos enfundadas. Ligeramente inclinado hacia TE. Utilizado en cobertura de hombre a hombre en un Tight End.

Ahora bien, tacklear es la habilidad más importante para un jugador defensivo en el juego de fútbol americano. Cada jugador en la defensiva debe ser capaz de tacklear bien. Ningún esquema defensivo o concepto logrará parar una jugada ofensiva a menos que el jugador ofensivo sea tackleado. Por lo tanto, se trata de una de las pocas técnicas en el fútbol americano que es críticamente importante en cada jugada del partido. Sin embargo, también puede ser peligroso si no es ejecutado correctamente. Los tackleadores deben recordar nunca lanzarse hacia un oponente con el casco o mascarilla como punto inicial de contacto. Particularmente golpear con la corona, parte de arriba del casco, puede incrementar demasiado el riesgo de lesión. Por otra parte hay que decir que muchos jugadores jóvenes se acobardan al momento del contacto e instintivamente bajan sus cabezas, causándoles la pérdida de vista de quien lleva el balón e incrementando el riesgo de lesión. Para evitar esto hay que procurar realizar ejercicios a menor velocidad con contacto mínimo, enseñando a los jugadores la posición correcta de la cabeza y el contacto inicial con el hombro de forma que sus jugadores jóvenes sientan el tackleo y aprendan la forma correcta antes de hacerlo a toda velocidad y con contacto total. Por otra parte si el defensivo está jugando demasiado alto los corredores siempre van a intentar caerse hacia delante para ganar yardas extra y algunas veces romper tackleadas. Para evitarlo conviene pasar algún tiempo en el blocking sled, enseñando a los jugadores cómo flexionar las rodillas con la espalda recta y jugar más abajo que su oponente.

Otro tema tiene que ver con el terrible tackleo con un solo brazo, es el resultado de no haber hecho contacto con el hombro o la falla de abrazar agresivamente con ambos brazos alrededor del corredor. Esto implica que el linebacker probablemente no estaba lo suficientemente cerca del corredor cuando intentó hacer el trabajo. Ahora bien, cuando los defensivos tienen que dejar el piso para hacer un tackleo, probablemente no estuvieran en la posición correcta antes del contacto. Antes de tacklear, el defensivo debe estar lo suficientemente cerca del corredor como para pisarle los dedos. Esto implica que sus pies deben llegar al corredor antes de usar sus brazos. Además, enseñe a los defensivos a mantener sus pies en movimiento durante el tackleo. Nunca deben tirarse para hacer la tackleada o levantar del piso sus pies intencionalmente, porque el corredor puede hacerlos fácilmente fallar en el tackleo al hacer eso. Por otra parte, antes del comienzo de una jugada, los defensivos deben entender la posible amenaza de bloqueos de corrida y reaccionar consecuentemente. Una defensiva efectiva requiere que cada jugador defensivo se defienda de bloqueos ofensivos de forma de poder mantenerse en sus pies y eventualmente perseguir la jugada.

Los jugadores defensivos también deben defenderse de bloqueos con su posicionamiento, llamado por el esquema defensivo, de forma que la defensiva se mantenga segura cuidando cada hueco, con un jugador en cada uno de ellos, para minimizar los carriles para la corrida del oponente. Así es que hay que tener presentes las técnicas que los defensivos usan para contrarrestar un drive, reach y down block-los bloqueos básicos de corrida que encontrarán. Aunque la técnica exacta para defender estos bloqueos de corrida siempre varían, los principios básicos son los mismos, esto es, mantenerse seguro con sus huecos, mantenerse en sus pies y continuar la persecución hasta que suene el silbato. Entonces, aunque el movimiento de los pies y el nivel de los pads resulta crucial, la acción de las manos eventualmente separa al defensivo del bloqueador. Los defensivos deben practicar constantemente usando sus manos con bolsas de bloqueo y sleds para asegurarse que las manos permanezcan activas cuando comienza la jugada. Muchos jugadores defensivos están tan ansiosos de encontrar el balón que tienden a pararse y mirar en el backfield, por encima del bloqueador, para ver qué está sucediendo. Para evitarlo hay que ejercitar a los defensivos para jugar bajo y mantenerse bajo de forma de neutralizar los bloqueos, mantener su responsabilidad de hueco y no perder terreno. Entonces, los defensivos no pueden ser exitosos si juegan con la cabeza hacia abajo. Deben jugar con un nivel bajo de pads y una base sólida para mantener la cabeza y los ojos mirando al frente de forma de poder encontrar a quien lleva el balón.

Es importante, también, hablar de que la base del juego de pies eficiente para un linebacker es ‘paso; reemplazar’. Esto significa que cuando el linebacker da un paso, su siguiente será con el pie opuesto llevándolo de regreso a la posición inicial o a una posición de ‘pie cercano’ (balón / pie de palanca ligeramente hacia adelante). Deben buscar constantemente mantener sus caderas paralelas a la línea de golpeo en una posición para moverse en cualquier dirección lateralmente sin una rotación importante de la cadera y una cantidad mínima de pasos. Esto es cierto tanto en la cobertura para correr como para pasar. Una vez que un jugador defensivo se compromete a realizar una carrera cruzada, ese jugador debe asegurarse de que la pelota no pueda cortar en contra de su responsabilidad de palanca.