El poeta de México

Views: 1433

Sin dejar de celebrar a un gran poeta mexicano del siglo XX, Efraín Huerta, se  cumplieron cien años de su nacimiento en 2014 motivo por el cual muchos escritores, periodista y críticos, en su momento, se dieron a la tarea hacer un reconocimiento de su legado.

Perteneció a una generación de poetas importantes entre ellos  Octavio Paz, y del novelista José Revueltas. Dejó sus estudios para dedicarse a la poesía y al periodismo, fue crítico cinematográfico y publicó temas políticos y sociales en diarios importantes del país, además de ser un cronista ameno, siempre despertó particular entusiasmo en sus lectores con  temas de interés;  desde política nacional e internacional, hasta urbanismo y deportes; de artes plásticas y teatro, a cinematografía y literatura. Fue poseedor de una  fuerte personalidad que permeó en sus líneas, ya que los temas que abordó siempre provocaron interés  a favor y en contra; sus escritos reflejaron su opinión honesta y su actuación en la vida cultural de México su  crítica estaba enfocada a la vida en la urbe, su problemática, y el estilo de vida de los mexicanos.

Por la gama de temas en su poesía, ha motivado entre sus lectores a nombrarlo  de distintas formas: el  poeta de Ciudad de México, poeta amoroso, poeta erótico, poeta viajero, poeta ético y político, poeta épico, poeta humorístico e ingenioso, poeta urbano, poeta moderno, poeta lírico, poeta de lo mítico intemporal y de lo efímero.

El legado de su obra es extensa, diversa con muchas vertientes, creador de una poesía libre innovadora, se distinguió siempre por su forma y el tratamiento apasionado e íntimo que daba a los temas fundamentales de la literatura que tienen una gran variedad; así habla del amor como del odio, de la vida como de la muerte, de la historia como de actualidad, de pobreza como de riqueza, reflejando esa visión única  reflejando sus sentimientos más profundos, sus ideales y sus sueños, que se ven influidos por el  entorno que lo rodea; el espacio urbano en que vive el México que le tocó vivir, la pobreza, la desigualdad, la identidad y su protesta ante el conformismo  de un gobierno dominante.

Se distinguió por no estar contaminado de ninguna corriente,  aportando mucho a la poesía mexicana,  su primer poemario Absoluto amor,(1933) se caracterizó por su  aspecto amoroso, marcado con el yo poético refiriéndose a su  amada en el amanecer, ese amor que nunca había percibido, es puro, suave y único con el anhelo a la mujer de carne y hueso.

Como una limpia mañana de besos morenos
cuando las plumas de la aurora comenzaron
a marcar iniciales en el cielo. Como recta
caída y amanecer perfecto.
Amada inmensa
como una violeta de cobalto puro
y la palabra clara del deseo…

Después vino Línea del alba (1936), poema donde el amanecer es ese momento del día que anuncia todo conteniendo el todo también, y que antecede a Los hombres del alba (1944), su obra de mayor relevancia y reconocimiento  en su trayectoria, su visión, sus convicciones,  que refleja las condiciones reales  y tristes  que encuentra en la sociedad de su tiempo, nada distinto del nuestro; el odio creciente entre unos y otros, el virus que se expande en una sociedad carente de valores, la agonía diaria de un mañana sin futuro, sin esperanza, en mundo materialista donde el hombre vale por lo que tiene y no por sí mismo. Hombres que se distinguen por llevar en el hombro un morral lleno de vanidad, egoísmo y desprecio por su prójimo, que han creado sociedades sin  corazón y sin alma, que callan ante la injusticia e ignorando la verdad, hombres que se exterminan los unos a los otros.

…“Son los hombres del alba.
Los bandidos con la barba crecida
y el bendito cinismo endurecido…”

Los hombres más abandonados,
más locos, más valientes:
los más puros


En  Declaración de amor también de  Los hombres del alba, el poeta expresa su alianza con  los hombres de esa ciudad, hombres que viven la cotidianidad de su existir, sufren amores y desamores, lloran en el desaliento, padecen el dolor de no alcanzar los sueños, mueren irrealizados en la pobreza extrema, en la ciudad que les tocó vivir, y la aman y la aceptan tal como es; tiene la otra cara de la moneda Declaración de  Odio, y habla de lo que el poeta odia, en un grito de protesta.

 

Ciudad que llevas dentro
mi corazón, mi pena,
la desgracia verdosa
de los hombres del alba,
mil voces descompuestas
por el frío y el hambre.

Ciudad que lloras, mía,
maternal, dolorosa,

 

bella como camelia
y triste como lágrima,
mírame con tus ojos
de tezontle y granito,
caminar por tus calles
como sombra o neblina.

 

En 1950 pública Rosa primitiva, donde no falta el amor y opiniones de críticos sólo era la sucesión de su poesía anterior, de su depurado oficio. Poemas de viaje  1953 con  mensajes de paz, de lucha contra la discriminación racial. Sin duda los viajes hechos por el poeta cobraron frutos ya que hay muchos de Rusia, Checoslovaquia,  Armenia, el Danubio y Estrella en lo alto, en 1956 con un enfoque político.

Algunos críticos opinan que  El Tajín es su mejor poema, abordando la  historia de  civilizaciones prescritas por el tiempo evoca al sitio arqueológico ubicado en Veracruz, del imperio totonaco.

Andar así es andar a ciegas,

andar inmóvil en el aire inmóvil,

andar pasos de arena, ardiente césped.

Dar pasos sobre agua, sobre nada

–el agua que no existe, la nada de una astilla–,

dar pasos sobre muertes,

sobre un suelo de cráneos calcinados.

 

Su participación con la revista Taller donde se congregaban grandes poetas muestra una evolución en su poesía que refleja tanto su toque personal y sus vivencias que tiene un peso en los temas políticos y sociales. Fue tambien en 1950 inició el movimiento neo vanguardista de El cocodrilismo  fundador del mismo, por lo que fue conocido por El gran Cocodrilo. En  Poesía completa se reúne su obra poemas en la que muestra esa riqueza de su inspiración, de su pluma inagotable   En la segunda parte de este libro  aparecen los  Poemínimos poemas muy breves, con versos de sólo una o dos palabras, humorísticos, reflexivos, de temas coloquiales, los cuales fueron señalados como chistes, pero tienen sus cualidades con un enfoque poético que solo Efraín Huerta pudo imprimir en ellos.

AMENAZA

Bienaventurados

Los poetas

Pobres

Porque

De ellos

Será

El reino

De los

Suelos

 

AY POETA

Primero

Que nada:

Me complace

Enormísimamente

Ser

Un buen

Poeta

De segunda

Del

Tercer

Mundo

 

DISTANCIA

Del

Dicho

Al

Lecho

Hay

Mucho

Trecho

En sus últimos años,  publicó varios libros de poesía: Poesía  1953-1968, 1968 Los eróticos y otros poemas 1974;  en 1977 Transa poética, en 1980 Estampida de poemínimos y Amor, patria mía. Ese amor por México Efraín Huerta lo inmortalizo hasta sus últimos días, hoy en día todos podemos disfrutar de la huella que dejó su pluma.

Por esa creatividad que lo distinguió siempre fue acreedor a varios premios importantes en el ámbito de la literatura nacional e internacional;  recibió las Palmas Académicas del Gobierno de Francia en 1945, en 1975 el Premio Xavier Villaurrutia, el Premio Nacional de Lingüística y Literatura en 1976, y el Premio Nacional de Periodismo en divulgación cultural de 1978 por su trabajo en el suplemento El Gallo Ilustrado del periódico El Día.

La poesía de Efraín Huerta es Contemporánea es una poesía a veces dura, amarga, callejera, de un mundo sórdido, de camiones y ciertas nostalgias, una poesía poco esperanzadora, escrita desde una brutal zona urbana que ya se anticipaba terrible. Me uno a la opinión de que Huerta es un poeta original, un poeta realista que le inyecta a la poesía mexicana rabia, algo que le hacía falta a este género en esos años, y lo cual se puede advertir a lo largo de su obra sin olvidar su sentido del humor sarcástico y su honestidad para ganarse la vida.