Entendiéndonos

Views: 1714

A veces soy una llama en la tierra

me apago con la palabra

del hombre que amo.

 

De quien  me necesita,

después de ver caer las hojas

que piso, destrozo.

 

Afortunadamente está la luna

que me acompaña

aun cuando mis zapatos

se atoran en las piedras

o del otro lado de la banqueta

cuando el tráfico no avanza.

 

Siempre hay un tiempo

una pluma que se va con el viento

Dios lo sabe

entiende mucho más

de lo que escribió el hombre.