Es triste tener los restaurantes vacíos: Héctor Ang

Views: 828

En agonía se encuentran los restaurantes del Estado de México, por ello esperan que las autoridades puedan ser el tanque de oxígeno y puedan salir bien librados en este semáforo rojo y que después del 17 de enero puedan abrir con el 30 por ciento y con todas las medidas sanitarias.

La Fonda Don Carlos un lugar de tradición que lleva más de 40 años en la capital mexiquense, hace una llamada de auxilio al gobernador Alfredo del Mazo para puedan los restauranteros tener un respiro dentro de esta pandemia del COVID-19.

“(El cerrar ) nos ha afectado bastante en este semáforo rojo, es triste ver los restaurantes vacíos, la soledad nos invade, ahora tenemos las sillas arriba, siendo que al mediodía ya teníamos a los clientes ahora estamos con la luz apagada, ya que nos representa un gasto y del personal lo estamos rotando cada semana”, señaló el propietario de la Fonda Don Carlos.

Comentó que ya hay preocupación entre este sector, ya que los gastos no se detienen y al no tener clientes la situación se vuelve más preocupante.

“Hay desesperación, en la Ciudad de México abrieron los negocios por la misma situación, hay que pagar sueldos, proveedores, teléfono, en nuestro caso el gas siempre tiene que estar prendido ya que estamos esperando que lleguen los clientes y no podemos darles la comida fría” indicó Héctor Ang.

Por su parte Cristian Mejía, quien se desempeña como mesero, hace un llamado al gobernador del Estado de México para que ayude al sector restaurantero.

“Le mando un mensaje al gobernador Alfredo del Mazo, estamos sufriendo mucho, tenemos familia hay que pagar renta, luz, las propinas no son las mismas, estando cerrado y esperamos que nos pueda ayudar, hay muchos compañeros que se encuentran sufriendo, muchos vamos al día”, sentenció.

Finalmente Héctor Ang habló sobre los negocios informales de comida y que algunos no cuentan con las medidas sanitarias requeridas.

“Hay que respetar, ellos también necesidades, en nuestro caso pedimos que nos dejen trabajar al 30 por ciento y con las normas de sanidad”, señaló Héctor Ang.

Así que espera que en las próximas horas se pueda tener una respuesta favorable y que se puedan abrir los restaurantes en el Estado de México, en caso contrario puede haber muchos cierres de negocios y despidos de personal afectando así a muchas familias mexiquenses.