Fábrica

Views: 773

Mis deseos

Son como ese rocío que se resiste

A posarse en tu piel de ventana cerrada

Empañada de cierto vaho místico y moderno

Mis deseos

Compran la lámpara de Aladino

Y con ese poder

Hace de todo

El dueño, lo que quiere, menos contigo

Por una cuestión,

Digamos,

De respeto

Mis deseos

Se multiplican como naipes mágicos

En manos

De todos los magos del mundo

Mis deseos

No cumplen

El deseo

De los demás,

Sólo los míos

Aquello me entristece la piel

Pero me sale otra piel para

Soportarlo,

Mis deseos fabrican fábricas de

Fábricas de fábricas de fábricas

Para no gastarnos

Y seamos siempre los mismos.

Y mi fábrica desea una fábrica

Que haga varias versiones de ti,

Sin que se conozcan entre sí.