GENERACIÓN DE VALOR: LA CLAVE PARA QUE UN EMPRENDIMIENTO VIVA Y CREZCA

Views: 351

Mexicali.- Como motor de la creatividad y de la innovación, la actividad emprendedora es un factor fundamental, no sólo para quienes empiezan desde cero un negocio, también para las organizaciones que tienen como objetivo diversificarse en el mercado; es decir, no remitirse a un solo tipo de segmento o de cliente, sino ir más allá, atendiendo a todos los públicos que muestren interés en su iniciativa o empresa.

Para lograrlo, es necesario un tercer elemento que involucra al talento humano que hace posible el surgimiento, desarrollo y subsistencia del emprendimiento: La generación de valor.

Entendida como la capacidad de ofrecer al consumidor algo más que el producto o servicio que motivó su intención de compra, la generación de valor sólo es posible a partir de las personas que están dispuestas a esforzarse y avanzar hacia un mejor y mayor desarrollo, centrados en generar bienestar, particularmente ahora, en un contexto de nuevas realidades y exigencias.

Así lo explicó el Mtro. Ulysses Moreno López, Coordinador de la Incubadora de Negocios de CETYS Universidad y docente de la Escuela de Administración y Negocios del Campus Mexicali.

Destacó que, de acuerdo con datos reportados por el Foro Económico Global durante junio del 2021, una de las mayores afectaciones sufridas por las empresas durante los últimos 15 meses ha sido la reducción de su capacidad para mantenerse a flote y, al mismo tiempo, mantener a sus clientes satisfechos, principalmente debido a la reducción de la movilidad, recursos e incluso del talento humano.

“Esto nos habla de la necesidad de reconstruir la confianza e incrementar la cooperación internacional para promover soluciones innovadoras, audaces, que hagan posible una recuperación sólida. Para ello debemos identificar áreas de oportunidad en la economía que posibiliten generar nuevos emprendimientos capaces de mitigar los efectos adversos del entorno de negocios actual, y de crear valor para sus clientes”, señaló el docente.

Para asegurarse de que la propuesta que lanzará al mercado será capaz de generar valor, todo emprendedor debe conocer cómo se percibe su producto o servicio desde la perspectiva del cliente, trazando el mapa de empatía de su modelo de cliente, siguiendo 6 pasos básicos:

  1. ¿Qué ve el cliente? Describe su entorno.
  2. ¿Qué oye? Describe cómo afecta su entorno.
  3. ¿Qué piensa y siente en realidad? Intenta averiguar qué pasa por la mente del cliente.
  4. ¿Qué dice y qué hace? Imagina qué dice y cómo se comporta el cliente en público.
  5. ¿Qué esfuerzo hace el cliente? Lo que realiza para obtener lo que requiere.
  6. ¿Qué resultados obtiene el cliente? Qué necesita y cómo evalúa la solución.

“Aquí es cuando los emprendedores identifican sus áreas de oportunidad en relación a sus competencias, habilidad, aptitudes y sobre todo actitudes para poder brindar al cliente una propuesta que entre sus principales atributos tiene que generar eficiencia y valor”.

Luego, con respuestas en mano, los colaboradores de la empresa pueden implementar las actividades necesarias para impulsar la generación de valor, actuando como aliados estratégicos que proponen estrategias para mejorar su propio rendimiento (individual y en equipo), para diseñar productos y servicios novedosos, así como para mejorar el rendimiento reduciendo costos, mejorando la accesibilidad, la comodidad y/o la utilidad.

“Desde las universidades fortalecemos las competencias y habilidades para que ello ocurra, impulsando a las nuevas generaciones a centrarse en la solución de problemas de la sociedad, a que contribuyan al desarrollo de ecosistemas de emprendimiento e innovación, y egresando a profesionales capaces de medir los indicadores de generación de valor para el cliente a través de KPI’S (key performance indicators), que influyen en las empresas a través del diseño de nuevos productos y servicios, nuevas marcas, creación de propiedad industrial e intelectual, las cuales son algunas de las formas de identificar el valor que genera la empresa respecto al impacto que generan en su entorno”, concluyó el especialista.