La importancia de los medios alternos de solución al conflicto en una cultura de paz

Views: 827

La humanidad aspira al respeto de la dignidad humana de todas las personas, con el fin de convivir en paz y libertad, dicha aspiración se puede materializar sólo a través del reconocimiento a los derechos humanos, lo cual implica respetar a los demás, entre particulares, entre el ciudadano y el Estado, o bien, entre Estados; en este sentido, la negociación debe ser el instrumento que ayude a resolver los problemas sin necesidad de recurrir a los medios jurisdiccionales, la violencia, la guerra etc., rompiendo con ello lazos en las relaciones afectivas, laborales e, incluso, diplomáticas, que no sólo perjudican a los involucrados, sino a los terceros, ajenos al problema, quienes se convierten en víctimas; por ello, es importante que cada persona contribuya en la construcción de la paz.

 

De acuerdo con las Naciones Unidas, la cultura de paz es un conjunto de valores, actitudes, comportamientos y estilos de vida que rechazan la violencia y previenen los conflictos atacando sus raíces a través del diálogo y la negociación entre los individuos, los grupos y los estados; asimismo, es una condicionante para una vida plena; una responsabilidad compartida entre el gobierno y cada uno de los ciudadanos.

 

Es importante por ello que las figuras de autoridad en cualquier ámbito, sea escolar, laboral en casa o en los espacios públicos, instruyan y pongan el ejemplo sobre lo trascendente  que es solucionar los problemas cuando éstos surjan, mediante el diálogo, es decir, buscar una solución amistosa que contribuya a fortalecer los lazos de una sociedad disgregada; asimismo, es responsabilidad de todos fomentar en la familia una cultura de respeto, principios y normas de conducta para evitar las violaciones a derechos humanos y, con ello, las consecuencias que se derivan cuando éstos se vulneran.

 

Ahora bien, cuando existen conflictos en los que no es posible establecer un diálogo entre las partes; no obstante, es importante llegar a acuerdos porque existen intereses de por medio, en este caso es posible valerse de los Medios Alternos de Solución de Conflictos (MASC), los cuales reconocen que la conciliación, la mediación, el arbitraje y la negociación son mecanismos por medio de los cuales podemos poner fin a nuestras controversias; estos se caracterizan, entre otras cosas, por ser altamente confiables, apegados a la equidad, la justicia y la ley.

 

Derivado de lo anterior, los medios alternos de solución al conflicto constituyen el instrumento idóneo para resolver los problemas que son susceptibles de someterse a estos mecanismos; al aceptar la mediación o conciliación, las partes reconocen los derechos de la contraparte estableciendo un acuerdo en el que ambas ganan, en el cual, el diálogo y la voluntad de las partes son la clave para solucionar la problemática.

 

Actualmente y, pese a que ya están legislados los MASC, es un método al que no acuden regularmente los abogados para solucionar conflictos, esto por diversas causas, en especial, el desconocimiento de los mismos, pues están más familiarizados con  acudir a los juicios, los cuales son largos, costosos y desgastantes para las partes; pero no sólo terminan desgastados las partes, sino que esto también genera mucha carga de trabajo para el personal de los tribunales, lo cual impide que la justicia sea “pronta y expedita”, en muchas ocasiones observamos que las partes abandonan los procesos, quedando los asuntos estancados por la misma situación y en ningún momento solucionan el conflicto.

 

Por ello, para evitar esta situación los MASC son una alternativa excelente ya que desde el inicio las partes acuden con el objeto de dar solución, de negociar, de llegar a un convenio, las principales diferencias es que no son procedimientos formales y estrictos como podría ser un juicio, existe un mediador que hace que las partes dialoguen y en todo momento fomenta el respeto.

 

Desde el inicio en los MASC las partes van con intención de dialogar, y como su nombre lo dice, a solucionar un conflicto, por lo que respecta a los juicios las partes van con la mentalidad de contender este hecho hace que la solución del conflicto en un caso se tediosa y larga, en definitiva, el derecho se renueva, debido a las exigencias y necesidades de las estructuras sociales que se actualizan constantemente, por ello en el nuevo paradigma de la impartición de justicia requiere profesionales del derecho comprometidos con la solución de conflictos y comprometidos con sus clientes a darle la mejor solución en el mejor tiempo sin desgaste para ellos.

 

La Comisión de Derechos Humanos del Estado de México cuenta con un Centro de Mediación y Conciliación encargado de prestar estos servicios, buscando una amigable composición entre particulares y las autoridades del Estado de México y Municipios cuando la naturaleza del conflicto lo permite, dichos procedimientos se basan en los principios de voluntariedad, confidencialidad, neutralidad, imparcialidad, equidad, legalidad, honestidad, oralidad y de consentimiento informado, contribuyendo de esta manera a generar una cultura de paz y respeto a los derechos humanos.