La intención

Views: 640

La intención es un acto mental, que sucede primero en ese lugar y luego en la realidad. En la Edad Media le llamaban intentio: estar consciente hacia un objeto y luego pensar en él y decían del objeto representado que no se le podía poseer. En el uso común del lenguaje, decimos es de buenas intenciones para referirnos al hecho de que pueda existir un individuo con buenas o malas acciones, pero con distintos actos mentales, ¿qué locura, no?

Expresar la intención consiste en una declaración de principios o mejor dicho, una instrucción mecánica, voy a hacer esto o aquello, las acciones muestran lo que un individuo había planificado desde antes,  pero, lo más importante es determinar ¿por qué alguien hace lo que hace? Ya que cuando hablamos de acciones no intencionales, abrimos la entrada al reino de los pretextos. ¿Cuántas veces nos habrá dicho un ser amado no fue mi intención lastimarte?

Llegó a decirse que la intención es la misma personalidad expresándose, nosotros mismos en el retrato más preciso. Hay intenciones que sólo se materializan en la acción, dicen, querer es poder, pero, para saber lo que queríamos hacer basta con ver lo que hemos hecho. Son muchos los deseos, afecciones, razones, causas normas que determinan nuestras intenciones y por ende nuestros actos, presión social se le designa a este efecto.

No estoy avergonzado de lo que entonces hice, pero sí de la intención que tenía. Pero, ¿en lo que hice, no está también la intención? ¿Qué justifica la vergüenza? La historia entera del incidente…Me atrevo a colocar aquí esta cita del prodigioso filósofo Ludwig Wittgenstein, el filósofo preclaro nos dice que la historia de cada historia es la que nos habla de la intención, pensemos entonces en los enemigos, deudas, goteras en el techo, divorcios y cicatrices que cuentan la historia de nuestras intenciones.

También hay quien tiene todas las intenciones y no realiza nada para lograrlas, esos no tienen ninguna intención. Importante artículo científico afirma que la única manera de conocer la intención de una persona es preguntándole, investigar algo cuya existencia sólo está en la mente –dicho por Elizabeth Anscombe–, aunque no  recomiendo el método, no está por demás, preguntar primero a todo aquel que se le acerque, ¿cuáles son sus verdaderas intenciones?