Querido Lu

Views: 986

Él es tu primo, ¿en serio? Sí, lo conocí en un antro es muy mamón. Voces que escuchó una y otra vez, voces que escucho una y otra vez. La sangre tiene algunos lazos curiosos que muchas veces ni esperamos. Yo sé quién eres y nadie sabe el esfuerzo, la ganas y el corazón que le metes a todo lo que haces. Piensa él cuando puede verlo fijamente, o cuando caminan por la colonia sin un rumbo específico.

 

Yo sé quién eres, fuiste un niño. “Hagamos una casita del terror.” “Te gustaría tener mis cartas de …” Varios primos se reúnen en la cochera de la casa de la abuela. La oscuridad, cortinas y varios juguetes forman una atmósfera terrorífica. Un día él se queda tras un domingo de desayuno y junto a Mig… parten al centro comercial, el motivo es detrás de los regalos navideños.

 

Yo sé quién eres, fuiste adolescente. Tiene cierto parecido al graznido de un pato. Tres primos esperan en la puerta de una gran casa. Abre un adolescente con tenis y ropa deportiva. “Ya después hago mi tarea.” Juegan fútbol afuera de su casa, dos árboles forman los palos y la portería imaginaría. Un verano desastroso, lleno de momentos bajos. “Tú sólo vienes a jugar con ese aparato” menciona el padre del adolescente. “Gordito, Ar…dis, Súper Ar…” Mil formas de nombrarme digo le, error de conjugación. Resuena un golpe en una pierna, vibra fuerte su mano tras detenerle un tiro.

 

Yo sé quién eres, adulto y bueno de corazón. “Vamos, vente y si hacemos estos, nos echamos”. “Oye no quieres un refresco” menciona el adulto tras comprar unos chicles a alguien desconocido. Siempre actúas más allá de tus posibilidades. Quiero ser como tú. Juntos aquellos de sangre viajan por avión a tierras del esplendor en occidente. Yo sé que siempre darás todo de ti por los que amas y hasta más; pues haces mucho a cambios de sonrisas.

 

Los primos se vuelven hermanos, hasta figuras heroica que uno quiere imitar. La familia es y será familia, siempre se admirarán hasta donde puedan llegar.