Rebrote

Views: 993

Confinar o no confinar, ese es el dilema.

La circunstancia del momento, la duda predilecta.

Aquí se trata de salvar las vidas a sabiendas

de lo imperioso, irrestricto e irrespetuoso

que resultaría convertirse en suicida.

Salir un poco, no pasa nada, hasta que pasa todo.

Si es una ruleta rusa, la bocanada inesperada

que pueda contaminar la rutina más segura.

Duelen las cifras de humana figura,

la perspectiva mundial de pacotilla.

Decaen la Bolsa, El Imperio, La Meca y la CIA,

es políticamente incorrecto ser feliz,

haber conocido la bonhomía.

En estos momentos de bancarrota

Se aferra la prudencia a su locura

y basta el paso de las horas y

esperar los periódicos sin tinta,

los locutores blasfemos diciendo

Ya concluyó esta pandemia:

La primera de tantas,

la continuidad de las ratas, por

cien años más quedará asegurada.