REFORMA 5X2: ¿QUÉ TAN VIABLE RESULTARÍA TRABAJAR MENOS HORAS Y DESCANSAR DOS DÍAS A LA SEMANA EN MÉXICO?

Views: 94

Mexicali, B.C..- Aunque aún tiene un largo camino legislativo por recorrer, el dictamen que plantea la reducción de la jornada laboral en México ya está sobre la mesa, y luego de su aprobación por la Comisión de Puntos Constitucionales, será discutida en el Pleno de la Cámara de Diputados para luego ser evaluada por el Senado de la República.

En esta reforma se establece la disminución de las horas que los trabajadores mexicanos, por ley, deben trabajar cada semana, pasando de 48 a 40 con dos días de descanso por cada 5 trabajados, y podría concretarse en el segundo semestre del 2023.

“Aunque esta posibilidad ha sido bien recibida por los empleados, también ha generado preocupaciones entre los gerentes y directivos de grandes corporaciones, empresarios y dueños de micro y pequeñas empresas en cuanto a su impacto en la productividad, rentabilidad y costos de producción”, señaló la Dra. Paulina Vargas Larraguivel, directora de la Escuela de Administración y Negocios de CETYS Universidad Campus Mexicali.

Explicó que algunos posibles efectos de reducir las horas laborales en México son:

  • El aumento de los costos laborales: Si se reduce la jornada laboral, las empresas tendrían que pagar a los trabajadores los mismos salarios por menos horas trabajadas, lo que aumentaría los costos laborales.
  • Competitividad: Las empresas mexicanas podrían enfrentar una mayor competencia en el mercado internacional si la reducción de la jornada laboral aumenta sus costos laborales y reduce su productividad en comparación con empresas de otros países que tienen jornadas laborales más largas.
  • Horas extras: Si por ley los trabajadores cubren un horario más corto, es posible que las empresas tengan que recurrir a las horas extras para cumplir con los plazos de producción y mantener los niveles de inventario, lo que aumentaría aún más los costos laborales.
  • Mayor flexibilidad laboral: Es posible que las empresas tengan que ser más flexibles en cuanto a los horarios de trabajo y la organización del trabajo para garantizar que se cumplan los plazos de producción y se mantengan los niveles de inventario, lo que podría aumentar los costos laborales.

“Al reducir el tiempo de trabajo, los trabajadores tendrán menos horas para producir, lo que podría afectar su capacidad para satisfacer la demanda del mercado. Esto significa que tendrán que contratar más personal para cubrir las horas que se han perdido, lo que puede generar un aumento significativo en los costos de mano de obra y poner en riesgo la viabilidad financiera de las empresas”, indicó la especialista.

Sin embargo, dijo, también se vislumbran algunos efectos positivos, por ejemplo:

  • Mayor calidad de vida: los trabajadores tendrán más tiempo libre para realizar actividades personales, familiares o de ocio. Esto puede mejorar su calidad de vida, reducir el estrés y aumentar su bienestar emocional.
  • Mejoras en la salud:  Al tener más tiempo libre, también podrán realizar actividades físicas, descansar adecuadamente y tener una dieta más saludable, lo que en conjunto puede reducir el riesgo de enfermedades asociadas al trabajo, como estrés, enfermedades cardiovasculares y obesidad.
  • Equilibrio de género: La reducción de la jornada laboral puede tener un impacto positivo en la equidad de género, pues podría permitir que más mujeres ingresen al mercado laboral y, a la vez, tengan tiempo para cuidar de sus familias y hogares.
  • Incremento de la productividad: Se espera que una jornada laboral más corta mejore la productividad de los trabajadores, quienes tendrían más tiempo para descansar y recuperarse, lo que también podría reducir el número de errores y accidentes en el trabajo.

“Aunque la reducción de la jornada laboral a 40 horas semanales en México representa importantes desafíos económicos y una serie de preocupaciones, principalmente para directivos y empresarios, deberán buscar formas creativas de adaptarse y encontrar soluciones para mantener su viabilidad financiera, apostando por los aspectos positivos de esta reforma que, a largo plazo, podrían tener un impacto positivo en el ambiente laboral, en la retención de talentos y en un mayor compromiso y motivación en los trabajadores, lo que se traduce en mejoras respecto a la eficiencia y calidad en su trabajo”, concluyó la directora.