Se desploma economía mexiquense

Views: 1090

Nada detiene la caída de la actividad económica del Estado de México y su lado indeseable, el incremento de la pobreza y la marginación.

En 1985, los mexiquenses aportábamos 11.1 por ciento a la producción interna bruta de México, ahora ronda 8.9 por ciento nuestra contribución (2020).

En 1985, la población mexiquense representó 11.3 por ciento de los habitantes de México, hoy es del 13.5 por ciento de los mexicanos. Algo así como 7.5 millones de mexiquenses en 1985 que contrastan con los 17 millones de habitantes del Estado de México en 2021.

Este asunto no es menor. No son dos puntos menos contra dos puntos más y se acabó la explicación. Es verdad lo simple y a bote pronto, estos datos cobran relevancia porque nos ubican como la entidad más poblada del país, pero ojo, se vuelven un problema porque no somos el estado de la república mexicana que más aporta a la economía nacional.

De tal manera que este indicador advierte serios problemas de crecimiento económico, pues la economía no se está expandiendo de forma óptima para garantizar el desarrollo humano de los mexiquenses.

Cuando buscamos explicación a estos porcentajes estadísticos, en la economía real de los habitantes del Estado de México hablamos de personas enfrentadas a elevados niveles de desempleo, subempleo, precarización del empleo remunerado y un sector informal creciendo en las aceras, bajo puentes  y cruceros de calles.

Para revertir esta tendencia regresiva en la calidad de vida de la mayoría de los mexiquenses, hacen falta tomar decisiones económicas racionales para conseguir resultados económicos deseables.