¿Son vulnerables nuestros derechos online?

Views: 1110

Con la situación de contingencia, a raíz de la pandemia por COVID-19, muchas personas están realizando sus actividades vía internet, de tal modo que gran parte del día están conectados y haciendo uso de plataformas online; esto, por un lado nos muestra los beneficios que implica el avance en ciencia y tecnología, pero también tiene sus riesgos,   pues con el uso de plataformas así como de redes sociales permitimos de alguna manera  intrusión en nuestra vida fuera de internet, cuando usamos el móvil o entramos en nuestra cuenta de correo electrónico estamos siendo vulnerables con la información que compartimos.

 

Al respecto, Amnistía Internacional, en colaboración con otras organizaciones, trabaja para que los gobiernos prohíban la vigilancia masiva y el intercambio ilegal de información confidencial. Sin duda esta es una larga lucha llena de dificultades, pero cuyo impulso va creciendo con el tiempo. Esta iniciativa, advierte el organismo internacional, surgió a raíz de que La GCHQ y la NSA hackearon la mayor base de datos de tarjetas SIM del mundo, lo que les permitió espiar en secreto llamadas de voz y datos de miles de millones de teléfonos móviles; por su parte los espías de Estados Unidos y Reino Unido almacenaron imágenes de webcam de millones de usuarios de internet que no eran sospechosos de haber cometido ningún acto delictivo.

 

Ahora bien, ¿Cómo afecta la vigilancia masiva a nuestros derechos humanos?, es evidente que se trata de una violación grave de nuestro derecho a la intimidad. También limita la libertad de expresión, pues las personas estarán menos dispuestas a comunicarse libremente si saben que están vigiladas; aunado a ello, en diversos países se han suscitado graves problemas de violencia a jóvenes tal es el caso de Chile, hace algunos meses un estudiante fue torturado en cuarteles policiales con el fin de obligarlo a entregar información de sus contactos en redes sociales; meses después, un estudiante universitario fue detenido injustamente acusado de golpear a un policía en medio de una protesta callejera, siendo identificado a través de una red social por parte de los servicios de inteligencia de la policía uniformada.

 

Muchos hemos padecido la molestia de contestar llamadas que ofrecen todo tipo de servicios, es evidente por lo tanto que el sector privado tiene un rol muy relevante cuando facilita procesos de vigilancia masiva, por ello, el Estado debe desempeñar un rol activo para proteger la privacidad. Adicionalmente, las compañías corren el riesgo de ser incluso consideradas cómplices de violaciones a derechos humanos cuando entregan información, u ofrecen tecnología para conseguirla, sin consideración con estándares internacionales de protección.

 

En este sentido, la recolección masiva de información personal es ilegal bajo el derecho internacional de los derechos humanos. Entre otras razones, porque dicha colección, aún bajo el supuesto que esté destinada a proteger otros bienes como la seguridad o si es que dichos datos no son utilizados, no cumple con el test de necesidad ni de proporcionalidad.

 

Cabe cometar que la obligación de los Estados de respetar los derechos humanos aplican extraterritorialmente. Si bien es un principio básico del derecho internacional de los derechos humanos, cuando se trata de vigilancia, el principio de territorialidad ha sido utilizado para evitar responsabilidades por parte de los Estados. Esto es, si un Estado tiene jurisdicción respecto de una empresa o de un cable submarino tiene obligaciones directas respecto de dicha empresa o cable, no pudiendo argumentar problemas de jurisdicción.

 

Por otra parte, es de resaltar que no sólo los Estados están obligados a proteger nuestra información, nosotros tenemos también una gran responsabilidad para que ésta no tenga un mal uso y mantener seguridad informática, algunas de las recomendaciones de la Comisión Federal de Comercio son mantener actualizado el software de su computadora y dar su información personal únicamente cuando tenga un buen motivo para hacerlo; proteja sus contraseñas; considere activar un sistema de doble autentificación; transmita información personal únicamente a través de sitios web codificados y haga copias de seguridad de sus archivos.

 

En este sentido, es importante quelos gobiernos generen políticas públicas en torno a la protección de la privacidad en línea. La vigilancia masiva y, en general, el actuar tanto del Estado como de las empresas, deben cumplir con estándares internacionales de derechos humanos, lo cual supone medidas concretas y precisas; modificaciones legales puntuales e identificables, que hagan cumplir el respeto a dichos derechos, con especial énfasis en el derecho a la vida privada.