Sospecha Chavarría de un pleito Arreglado por el Cosmovitral

Views: 998

Arturo Chavarría Sánchez, cuarto regidor de Toluca, consideró que el adeudo de 26 millones del gobierno municipal de Toluca con la empresa Diseños y Construcciones Hermosa Provincia S.A. de C.V. que derivó en que el Cosmovitral sea objeto de embargo, es una problemática que pudo y debió dirimirse oportunamente en lo jurídico por administraciones anteriores, lo que hace sospechar de que fue un “pleito arreglado entre priístas”.

El adeudo se da a partir de la obra de construcción de la Unidad Deportiva San Mateo Otzacatipan, ubicada en Boulevard Aeropuerto y San Nicolás Tolentino Otzacatipan, durante la administración de María Elena Barrera como alcaldesa de Toluca, con un costo original de 5 millones 400 mil pesos

Sin embargo, la obra se concluyó hasta la administración encabezada por Martha Hilda González, con un monto por cobrar de conceptos adicionales -por los cuales no existe soporte alguno-, de 14.5 millones de pesos. La entonces alcaldesa no reconoció la deuda obra, y lo mismo ocurrió con el siguiente alcalde, también del PRI, Fernando Zamora.

Chavarría Sánchez ha estado atento a las acciones en materia de obra pública desde administraciones pasadas, y señaló que desafortunadamente se han caracterizado por “la discrecionalidad, el silencio y la opacidad”, cuando hay obras que tienen un monto arriba de lo que establece la ley, y es algo que constantemente ha cuestionado.

“Esto fue con María Elena Barrera y luego con Martha Hilda, que hicieron caso omiso de haberlo arreglado jurídicamente, pero se van a mercantil. Debieron haber ido y al inicio, dirimir todo este asunto de la legalidad del proyecto”, explicó.

Y añadió: “Yo no veo que las autoridades hayan actuado de manera contundente y enfocándose a lo que es el proyecto, la obra arquitectónica, porque tal parece que aquí fue una pelea pactada entre priístas, pero no ven el fondo del asunto; y si esto fue así, debería sancionarse de origen a los que hicieron todos estos movimientos”.

Detalló que cuando se licita un proyecto por cierto monto, la ley permite al constructor por única vez hacer un convenio modificatorio de hasta el 25 %, si es que faltaron conceptos de trabajo o volúmenes adicionales. “Luego, si rebasó esa cantidad del 25 %, se tiene que volver a licitar la parte que falte. La ley es muy clara y muy contundente, eso hace pensar que en este caso fue algo amañado -insitió-, y resulta que ahora ya se debe una gran cantidad de millones, que recae ahora en el presidente municipal, y que tiene que pagar”.

En febrero de 2016, la jueza de lo mercantil de primera instancia de Toluca, María de Lourdes Hernández Garduño, determinó que el Ayuntamiento de Toluca debía pagar la deuda. El caso llegó hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación, pero se confirmó la sentencia original. Pero el monto no fue cubierto y la deuda fue heredada por la actual administración, encabezada por Juan Rodolfo Sánchez.

A la fecha la representación jurídica de la empresa Diseños y Construcciones Hermosa Provincia, calcula que por las actualizaciones y costos del juicio el adeudo asciende a más de 26 millones de pesos.

Ante esta problemática, el regidor por Morena considera que es necesario se sancione económicamente y haya un resarcimiento económico similar a la deuda a pagar, a los presidentes municipales que fueron omisos – María Elena Barrera Tapia, Martha Hilda González Calderón y Fernando Zamora-, así como la inhabilitación de la función pública de por lo menos 10 años a cada uno.

Cabe señalar que para evitar este tipo de “sorpresas” en la Obra Pública, Chavarría Sánchez ha sido insistente en garantizar la transparencia y auditar tan pronto sean concluidas las obras realizadas, “inmediatamente pedir al órgano Superior de Fiscalización su conclusión, para que nosotros entreguemos cuentas claras”.

“He estado contundentemente hablando en el Ayuntamiento para que se haga esto, y hasta ahorita todavía no tenemos eco. Espero que Miroslava Carrillo, la nueva auditora del Órgano Superior de Fiscalización, se ponga a la altura de las circunstancias, de lo que exige la línea presidencial, y realmente auditar los Ayuntamientos que mayores recursos reciben de la federación, del Estado y lo que con propios recursos están haciendo”, afirmó.