Vice versa

Views: 666

En latín, Vice Versa significa recíprocamente, vice (en vez de)  y versa (vuelta), una vuelta sobre la vuelta, planea problemas contradictorios en lógica y hasta se le designa con un símbolo  (<////) para constatar variables, para mí, significa algo más sencillo, dando y dando, ganar-ganar o como los mosqueteros todos para uno y uno para todos, pero no todos somos viceversos, existen algunos diseversos, personas demasiado concentradas en sus actividades que no pueden centrarse en los demás lo que le ocasiona pérdida de energía, pues es de todos conocido aquello de que el que a dos amos sirve, con uno queda mal.

Viceversa es la cosa al revés, la antilógica que al mismo tiempo se esperaba, el permiso de invertir términos en una oposición o en palabras llanas y comunes, el mundo de al revés, porque la reciprocidad a veces no la encontramos en quien esperábamos y esto nos coloca en el margen del fraude y la frustración.

En una estrategia de manejo de conflictos, nuestro estilo y enfoque reflejan nuestra capacidad natural para manejar proactivamente las situaciones conflictivas. Decía Heráclito, el conflicto es el padre de todas las cosas, el rey de todas las cosas. Es inevitable entrar en él, aquí lo que debe asegurarse es una correcta salida del conflicto. Recientemente he aprendido que las emociones y subjetividades entorpecen la adecuada resolución, y evitan que los conflictos se conviertan en situaciones de oportunidad. Al final todo se reduce a la pregunta ¿Qué puedo hacer para resolver esto? Y es ahí cuando la cooperación entre personas es la respuesta.

No evadir, no competir, no complacer para estar en vías de pedir reciprocidad, el viceversa que representa la cooperatividad. Soluciones mutuamente aceptables constituyen la negociación, el verdadero éxito de un conflicto. Aplicado a la vida familiar, garantizaría una vida estable en comunidad, sin imponer estilos tipo militar ni dictatorial, pero, ande a saber, qué estilo impera en cada matriarca o patriarca. La rutina del bueno y el malo, sólo lleva a retrasar el conflicto, por eso, no es tan recomendable, mejor darle la vuelta a la exigencia y plantear la solidaridad, manejar el viceversa para aprovechar la oportunidad.