CyberSummer

Views: 510

Con el cierre formal del ciclo escolar 2021 – 2022 terminó el ciclo de la adaptación en nuestro país de los modelos educativos que combinaron el trabajo presencial con la gestión de actividades a distancia mediante distintos medios que dieron muestra de las diversas modalidades del aprendizaje híbrido a través de tecnologías, que no distinguieron de clases sociales, ya que, en los peores de los casos permitieron la comunicación y asignación de tareas a través de la aplicación de mensajería whatsapp, herramienta que resultó fundamental para mantener las relaciones entre las personas y el contacto con padres y alumnos para el seguimiento de actividades; en otros supuestos, se contaron con mecanismos facilitados por plataformas para videoconferencias que permitieron establecer modelos híbridos combinando con asistencia presencial, así como la gestión de tareas a través de plataformas, y las menos, hicieron uso del desarrollo de programas y sistemas propios que les permitieran proponer su propio modelo de aprendizaje digital. Es más, adicionalmente al modelo de apoyo a través de la televisión, aún cuando en las escuelas se estimara que no se realizó ningún tramo específico en el ámbito digital, el uso de correo electrónico, redes sociales y cualquier otra aplicación de gestión de comunicación fueron los mensajeros para fortalecer la actividad educativa de las instituciones.

Si bien el día de hoy pareciera que para el ciclo escolar siguiente tendería a buscar la asistencia presencial en la mayor parte de las actividades académicas, lo que para muchos podría ser la solución de volver al aprendizaje tradicional, deja de lado el avance de digitalización que ha llevado a cabo la sociedad hasta el día de hoy y difícilmente regresará a lo que era antes, por lo que, aún cuando se pretenda impulsar la idea de que el aprendizaje tradicional es el que regresará para incrementar el aprendizaje del alumnado, ante las diversas muestras del cambio social, lo mejor es que sigamos preparando a las personas para lograr transitar al ámbito digital.

Al día de hoy, seguimos desconociendo cuál será el alcance de digitalización que en verdad tendrán las personas con motivo del avance del uso de tecnologías en este periodo, pero a mi parecer los hábitos digitales no sólo se han diversificado, sino que inclusive gran parte de los modelos de las empresas han estado girando hacia el ámbito digital y en la appificación para generar sus propios segmentos de mercado, pero a la vez, preparándose para interactuar e intercambiar funciones con otras compañías a través del aprovechamiento de funciones modulares que permiten escalar y posicionar a la vez a las empresas que forman parte del ecosistema digital, como si fuera un conjunto armable, conjunto que a su vez debe considerar la intersección de varias dimensiones que se sobre ponen al mismo plano para su adecuado funcionamiento, con otras visiones e inclusive tecnologías, puesto que la appificación inclusive puede montarse dentro de un ecosistema de cadenas de bloques, pero que, hoy en día no encuentran espacio para su funcionamiento óptimo unos y otros.

Bajo esa perspectiva, si bien las reflexiones que surgen en el marco del periodo de receso de la etapa lectiva y la reanudación de actividades van disminuyendo la intensidad puesto que se ha regularizado la gestión de los grupos, no así de los contagios que se siguen disparando de manera espontánea por periodos y, que más allá del temor de que esta sea una pandemia que continúe, se empiezan a tranquilizar las especulaciones puesto que, a pesar de que se incrementan los contagios y reinfecciones, afortunadamente la tecnología de vacunas ha logrado revertir la tendencia de muertes con motivo de dicha enfermedad.

Sin embargo, el virus no sólo es el COVID-19 sino que en el ámbito digital, la gran actividad a la que se sometieron adultos y niños dejó un rastro que difícilmente quedará sin seguimiento, puesto que adicionalmente a la labor de las empresas, identificamos que los ciberdelincuentes encontraron el espacio idóneo para incrementar los beneficios de sus actividades, mezclado con las tendencias de las empresas en el incremento de la productividad y las ganancias a través del mercado digital y, finalmente con la preferencia de los usuarios ante la simplificación de las operaciones a través del uso de herramientas que facilitaron para compras y control de sus actividades cotidianas.

Por ello, nuevamente a título personal considero que es un engaño el pensar que la tecnología digital está superada, sino que, ante la diversificación de actividades y riesgos se hace necesario desarrollar una nueva serie de actividades orientadas a la tecnología y el uso de la información y por ello, este periodo de descanso puede ser aprovechado para que tanto las y los estudiantes fortalezcan sus capacidades y habilidades digitales en este tiempo de descanso a la vez en que establecen esos ámbitos de libertades de las personas en las cuales se hace necesario el descanso, la desconexión y la desintoxicación de los medios digitales, que es quizá, una de las razones subyacentes por las que las personas quizá prefieren regresar a los medios físicos, sin embargo, no podemos soslayar que eso no es otra cosa más que una negación.

Es así que, en este periodo pueden gestionarse diversas actividades, que, inclusive para muchas personas puede convertirse en sus mecanismos de un nuevo empleo u ocupación que viene sustituyendo de manera silenciosa las actividades tradicionales sobre las cuales, se pretende contar con la esperanza de que les queda tiempo a los empleos, y por ello, entre las actividades que pueden desarrollarse de manera gratuita en este periodo, encontramos, programación para niñez y personas adultas, fundamentos de análisis de datos, manejo de redes sociales y marketing digital, protección de información personal tanto para el sector público y para el sector privado, diseño y desarrollo de páginas de internet, entre otras habilidades que pueden desarrollarse en este periodo.

Es así que en este verano digital, contamos con distintas actividades que nos pueden ayudar a generar verdaderos cyber campos digitales. Hasta la próxima.