En Valeria, Contreras Nieto retrató un trozo de la realidad de México

Views: 1128

Con la idea de que Valeria toque el alma de los lectores y los atrape tal como lo atrapó al escribirla, Miguel Ángel Contreras Nieto presentó su novela Valeria, relámpagos y tulipanes (Ficticia, 2019) en el foro “José Vasconcelos” de la FILEM (Feria Internacional del Libro del Estado de México).

El autor señaló que escribió este texto con “la ilusión, la idea de poder retratar un trozo de la realidad del México del Siglo XXI, pero al mismo tiempo, en esa realidad del siglo XXI en México, la realidad del mundo en el siglo XXI”.

Y explicó: “Si bien la novela transcurre en Metepec, Toluca, Santa Fe y la Ciudad de México, bien pudo haber ocurrido en cualquier otra ciudad del mundo, porque el fondo, el signo de la novela, de los personajes, es profundamente humano. Y la condición humana, la naturaleza humana, no tiene fronteras; me atrevería a decir que no tiene ni siquiera espacios temporales. La calidad humana es siempre la misma y será siempre la misma”.

En esta ocasión, la obra estuvo comentada por el periodista Felipe González, y el poeta, ensayista y editor Félix Suárez; pero además, entre los presentes estuvieron la esposa, y la hija del escritor, así como colegas, amigos, y personalidades como Ignacio Pichardo Pagaza, ex gobernador del Estado de México; Laura Pavón Jaramillo, ex presidenta municipal de Toluca, y Roberto Alpízar, presidente del Colegio de Abogados del Estado de México.

Tras destacar su trayectoria como servidor público, el periodista Felipe González reconoció la obra de Contreras Nieto pues refirió que “pocos autores concretan la publicación de una novela y muy pocos lo hacen con una historia redonda y sólida”.

Definió esta novela como “una historia de sentimientos y emociones humanas. Se entrelazan el amor, la ficción, el rencor, la envidia, el deseo, la impaciencia, el asco, la templanza, el hartazgo, la incomprensión, el resentimiento, la angustia, la ira, la desesperación, el miedo, los celos, la vergüenza y la resolución”.

En tanto, el poeta Félix Suárez comentó: “Miguel Angel Contreras Nieto ha escrito una novela con ecos de la tragedia antigua, en donde el destino se enseñorea sobre la voluntad de sus personajes. En Valeria, relámpagos y tulipanes, el presente de dicha sucumbe invariablemente ante el futuro azaroso. No hay felicidad que dure, parece advertirnos el autor entre líneas”.

Señaló que en esta novela, el lector encuentra “una historia de amor y celos al más puro estilo del teatro isabelino”, y recalcó en su análisis que “es también una novela sobre la fragilidad y la caducidad del amor”.