+Gerardo de la Torres maestro de la narrativa; del paquete fiscal y de Jaime Amado López Gómez.

Views: 1222

La frase

Sancionan a la maestra Delfina por pasar la charola en beneficio de Morena y ahora, solamente reparte…

LIBROS

 

TRES SEMANAS Y NADA: La Legislatura Local no retomará la discusión del Paquete Fiscal 2022 y tampoco hay probabilidades que en la siguiente se pueda discutir, lo cual significaría una cuarta semana sin llegar a ningún acuerdo.

Fue el presidente de la Comisión de Finanzas, Francisco Santos Arriola, quien anunció que girará un oficio a la Junta de Coordinación Política para saber la nueva fecha de reunión.

Lo cierto es que entre la presión de la fraccion parlamentaria de Morena y la derrota judicial por la Controversia en la Supema Corte, nuestra entidad está acorralada financieramente hablando.

 

EN MEDIO AMBIENTE: El nuevo director municipal de Medio ambiente, es el ingeniero y maestro en Tecnologías de la Información Jaime Amado López Gómez, quien se convierte en el primer panista en tener un cargo en el actual Ayuntamiento de Toluca, producto de la coalición electoral que se formó.

Tiene experiencia en el ámbito municipal, ya que fue Jefe de Departamento del Area de Atención a la Juventud, Décimo regidor entre 2009 y 2012, en el gobierno de María Elena Barrera Tapia, asesor de consejeros electorales y gerente de ventas en el ámbito empresarial.

 

Jaime Amado.

Maestro de la narrativa.- Sin lugar a dudas así debe definirse el paso que por la literatura y por el mundo  tuvo Gerardo de la Torre, quien dejó este mundo el sábado 8 de este mes de enero del 2022, que inicia el año con el fallecimiento de escritores importantes, aparte de él, también ocurrió el de otro novelista de prosapia para la Literatura Mexicana, Tomás Mojarro, quien dejó de existir en el mundo terrenal el martes 11 de este mes.

Con Gerardo de la Torre se pierde un ejemplo claro de la escritura en donde no se necesitan ni resultan indispensables los estudios universitarios para convertirse en narrador de impacto, como el camino que se trazó este autor, quien vio la luz primera en marzo de 1938 en Oaxaca. Su experiencia vital le sirvió para darle fuerza a sus textos y por lo mismo a la tradición novelística de este país, en donde lo importante es la visión y experiencias del autor frente a la problemática que vive y se es testigo.

Su caso fue el de muchos que, con sólo pocos años de estudio, sólo dos de secundaria, fue capaz de elaborar y construir su mundo imaginario con los pies firmes en la tierra que pisa. Es lo que podríamos decir de Gerardo, quien siguió los pasos de José Revueltas en cuanto al aspecto ideológico de ser comunistade los de antes no de los de ahora que lo expresan a voz en cuello y lo dicen sin rubor de ser comunistas, mientras no resuelvan su problema económico personal, para dejar atrás ese disfraz que ahora ya no les queda, debido a que ahora sí comen a sus horas y por lo mismo, han ganado el peso y los pesos para mantener ese feroz apetito que jamás se les terminará: el de ser insaciables.

A diferencia de Revueltas, él si fue obrero y no por lo mismo ganó el paraíso o se fue allá, como nos lo deja ver la película La clase obrera va al paraíso, film de Elio Petri, de 1971 en el año en donde se supone se encontraría una porción de libertad como la que deja ver su protagonista Gian Maria Volonté y la protagonista femenina Mariangela Melato. Adornada por la exquisitez musical de Ennio Marriconi.

Gerardo de la Torre fue mecánico de Petroleos Mexicanos, conoció a fondo la marginación y explotación que se les da a los que sí trabajan frente al mundo de tubos y manchas, y no en la comodidad de sus escritorios y oficinas, sino con las manchas que deja el petróleo, el chapapote y los derivados de este tesoro. Duró allí 18 años para después encontrar su vocación de narrador, novelista y cuentista, gracias a las enseñanzas de Juan José Arreola con su famosos Taller, sitio en donde conoció también a los jóvenes que respondían a los nombres de René Avilés FabilaAlejandro AuraRoberto PáramoJorge Arturo OjedaElsa Cros y José Agustín. Con ellos establecería una fuerte y recia amistad.

La llamada Literatura de la Onda. También estudió teatro con Carlos Ancira. Fue director de La Casa del Lago, escribió guiones para Plaza Sésamo y la serie Historias de Maestros, fue guionista de la cinta Pero sigo siendo el rey. Fue actor en la cinta Lo mejor de Teresa y fue coordinador de periodismo en los medios electrónicos del Diplomado de Periodismo de la UAEM. El auor que máss lo impresionó fue Ernest Hemingway.

De voz gruesa e imponente así como de rasgos duros, impresionaba a quienes pretendían acercársele para entrevistarlo, lo cual aceptaba, pero de antemano dejaba entrever que él no era locutor, sino escritor y que por lo mismo, no aceptaba que lo grabaran sino que propuso hacerle las preguntas para que sólo el sonido de una máquina de escribir y de un ritmo acompasado le vaya dando forma a sus respuestas, para conocer a fondo lo que es y cómo estructuró sus novelas, a las que, considero esenciales en su narrativa: Ensayo general1970 su primera novela, y Muertes de Aurora1980 tercera novela. La primera publicada por la editorial que le dio origen y consolidó la Literatura Mexicana Contemporánea:  Joaquín Mortiz, la segunda, la publicó en Ediciones de Cultura Popular. Abarca en Ensayo general, con fortuna el tema de lo que dejó la depresión del famoso crack de 1929, conocida como La Gran Depresión y concluye en los albores del Movimiento Ferrocarrilero de 1958-1959, encabezado por Demetrio Vallejo y Valentín Campa.

Muertes de Aurora es un texto en el que aborda este aspecto –el de la muerte– en sus múltiples manifestaciones sobre todo por la herida que dejó en el país el Movimiento estudiantil de 1968 y lo que le toca, en forma personal al autor, al dar espacio, de manera biográfica, al tema de la muerte de la que fue su esposa por la enfermedad de cáncer. Es decir es la muerte y una explicación de los estragos que causa en el ser humano al enfrentar esta etapa en la cual no se piensa ni se cree que esté tan cercana.

En el cuento, sin lugar a dudas, su mejor texto es El vengador, publicado en la editorial Joaquín Mortiz1973. Una mezcla perfectamente lograda de realismo con la ficción, hermanados por una preocupación esencial, conocer la realidad.

Salud Gerardo de la Torre, aún queda en la mente la tarde de una hora que me condediste de tu vida con el contraste rítmico y sonoro del teclado y los silencios prolongados al no emitir voz alguna, pero sí las respuestas que me escribiste en la máquina y como producto de ello fueron 10 cuartillas, en donde no se trata de ser propagandista de las luchas obreras, sino del mundo que viven y como lo resuelven sus personajes. Pronto nos encontraremos de nueva cuenta. ¡Gracias, Gerardo!