Hoy hablemos de los hombres

Views: 797

19 de Noviembre: Día Internacional del hombre

Tú me fuiste moldeando con la chispa de tu amor, con partículas de tu vida y

las dejaste en mi alma. En este espacio y tiempo así soy yo: Libre, porque me

enseñaste a desplegar las alas y me enseñaste a manejar la libertad, la

confianza para la lucha cotidiana. Me enseñaste a amar a mis semejantes,

hiciste que descubriera la sensibilidad para apreciar las pequeñas cosas y la

grandeza que hay en ellas, pero sobre todo me indicaste el camino que lleva

a la verdad.

¡Felicitaciones a los hombres!

La alegría: ¡Es un niño, es un niño!

Lo letal: ¡Tú no puedes llorar, eres hombre!

La realidad: El hombre es un ser humano.

El Día Internacional del hombre fue declarado el 19 de noviembre por iniciativa

del Comité Internacional del Hombre, en Trinidad y Tobago.

De acuerdo con la Comisión de los Derechos Humanos, los objetivos para

conmemorar esta fecha, son reconocer y hacer conciencia sobre la salud  de

los hombres y los niños, la promoción de una mayor igualdad de género  y la

puesta en relieve de modelos masculinos positivos.

El Hombre en las Letras:

Canté la última hora de este tiempo,

hace ya, algún tiempo. Antes que mis

pasos maduraran y la flor de la palabra

renaciera en tu risa temprana.

Jugar a ser sin decir nada. Procurar una

caricia a la altura de nuestras ausencias.

verter sueños por los parajes de una

realidad sin encanto. Nada tendría sentido

si no abrazamos una causa para estar vivo,

un gesto para hacernos notar,

una pasión para saltar al vacío.

Eduardo McCoy

Poeta y escritor Nicaragüense.

DOLOR

No hay rastro de su aliento

no hay huellas indelebles

de sus besos.

No me hallo hendiduras

ni rasguños delatores.

No Hay indicio ni evidencia,

ni aleteos ni humaredas.

Solo este dolor sin nombre,

sin rostro ni apariencia,

con hedor a lánguida muerte.

Solo este dolor rabioso

que me grita desde adentro,

que mi voluntad carcome.

Solo este dolor y yo

mirándonos a los ojos,

sentenciándonos, sin remedio,

a exterminarnos poco a poco.

Eduardo Alquimero.

De su Poemario: La Nostalgia de la Flores.

Aún he visto que existen hombres de brillantes armaduras, de nobles

sentimientos, de caballerosidad intimidada por no sentirse impositivos, hombres

que arropan a sus hijos en las noches y besan a sus mujeres en la frente, que

honran a sus padres, sin olvidar sus valores, que reconocen a un ser superior al

que se encomiendan para cumplir su labor, allanar sus caminos y librarlos de

peligros que, por ser hombres, les corresponde históricamente. Hoy escribo para

reconocer a esos hombres que conocen el significado de esta palabra, y la

traducen en acciones que reflejan altos hombres del mañana.

¡Felicitaciones a todos los hombres!