+La autoridad moral, el deterioro de la vida y el caso Debahni Escobar Bazaldúa

Views: 2505

LA FRASE:

Tengo ciertas reservas cuando alguien me dice tengo 500 amigos en Facebook. Yo digo que alguien que tiene 500 amigos no tiene amigos.

GÜNTER GRASS

 

SENTIDO DECESO: Este lunes murió la periodista Rosamaría Coyotécatl Rosas, a quien conocí allá por 1991 cuando colaboró conmigo, en el equipo que formé para instrumentar una serie de noticieros denominados Al Día, para las estaciones El y Ella y Radio Lobo, ya desaparecidas o que siguen, pero con otro nombre.

Era una compañera divertida, guapachosa, gustaba del baile y muy profesional en su actividad. Descanse en paz, la estimada compañera de trabajo y un deseo de pronta resignación a sus familiares.

 

¿Y LA AUTORIDAD MORAL, TAMBIÉN SE VOTA?

 

Premio Nobel de Literatura, habituado a duras polémicas, el escritor Günter Grass fue un inmisericorde observador de la historia alemana, considerado una autoridad moral para su país.

Pero ¿Qué es la autoridad moral?

En el lenguaje ético se refiere al status de ser respetado por su trayectoria moral y por seguir y defender un estandar de justicia o de moral reconocido universalmente.

Sostener una autoridad moral se puede utilizar para legitimar movimientos políticos, en particular la resistencia no violenta, sobre todo en oposición directa a la violencia.

En el uso cotidiano, una persona puede entrar dentro del marco de autoridad legal con el fin de hacer una crítica de algo o simplemente para ganar una discusión.

La autoridad moral se ha ido deteriorando al paso del tiempo. Por ejemplo cuando un jefe de oficina o titular de una dependencia, les ordena a sus subordinados permanecer en la oficina hasta las diez de la noche, porque él sale hasta esa hora.

Y si se vota. Quien quiera decidir una vida así, vota por ello.

Habrá quienes, en su entorno más cercano, si trabajan, pero quienes están más lejanos a él, generalmente no lo hacen porque su tarea ha terminado, entonces se dedican a hacer las llamadas horas nalga para evitar que los corran, pero no hacen ni un trabajo eficiente ni eficaz.

Es el mismo caso, están los trabajadores sindicalizados, especialmente los del sector público, quienes cumplen horarios, pero no metas ni mucho menos dan calidad de trabajo, en las más de las ocasiones.

Mucho se habla de equidad de género, del avance de las mujeres en todos los campos y es verdad. Pero persisten las acomodaticias, las que con un coqueteo o mucho más se ganan el puesto, sin tener el conocimiento que se requiere, pero ellas a cambio dan su consentimiento al jefe en turno, para poder hacer y deshacer y además cobrar.

Todos ellos, cercanos y lejanos, están produciendo, desde hace años, una sociedad como la actual, sin reglas en la familia, sin supervisión a los hijos, prácticamente estos, son hijos de la servidumbre cuando la hay, o bien del celular o de las redes sociales en especial, porque el padre y la madre trabajan parta sostener al hogar económicamente, pero no con bases lógicas del deber ser, esas se están olvidando.

Ahí es donde se genera el resentimiento, la violencia que tanto nos afecta, la falta de respeto al prójimo, la pérdida de valores y de la esencia del ser humano.

 

MORAL, NO ES UN ÁRBOL DE MORAS COMO DIJO GONZALO SANTOS

 

Sobre eso de la moral que además se asienta mucho con el dicho ya no hay moral, podemos accesar el caso del feminicidio de Debahni Susana Escobar Bazaldúa ocurrido en la zona conurbada con Monterrey, en el municipio de Escobedo, Nuevo León.

Todo parece desembocar en un asunto de prostitución de alto nivel, que no es el último grito de la moda, pero que lamentablemente se fomenta en algunas escuelas y Universidades de prestigio, no por las escuelas mismas, sino por mujeres que acceden a eso, o que buscan cambiar de status económico en el menor tiempo posible, sin perder su libertad.

Circulan versiones en el estado de Nuevo León, que dos amigas, junto con Debahni encontraron atractivo este negocio en Escobedo, en Monterrey y en San Pedro Garza García, quizá el lugar donde viven los más ricos de México.

Una de esas versiones, parece tener visos de credibilidad, por la forma en que murió la joven, la forma en que llegó al Motel Castilla, hoy clausurado, el golpe que recibió en la cabeza y el chofer de confianza, que no tiene antecedentes ni en Uber ni en Didi, ni en ninguna otra plataforma, pero que en el argot de esta actividad le llaman así, porque es de mucha confianza para las damas que se dedican a eso. Es decir un chofer particular que actúa por su cuenta y que tiene los contactos suficientes.

En la investigación hay dos amigas poco conocidas en el ambiente de Debahni, que también se dedican a lo mismo. El hecho de que el cadáver no haya aparecido sino hasta 13 días después, también da confirmación a la mencionada hipótesis, ya que significa que alguien la mató y ocultó el cadáver.

De alguna forma se repitió lo sucedido en nuestra entidad con la famosa niña de Huixquilucan.

Además hay que tener en cuenta la fiesta a la que fue inicialmente con las amigas, a los personajes que pudo conocer y que la enfilaron hacia la muerte.

Seguramente en estos días, si la investigación de la Fiscalía de Nuevo León funciona, deberá conocerse la especulación que le cuento. Hay personajes importantes al parecer involucrados.

También da lugar a preguntar: ¿Qué tanto sabían los padres de Debahni, de sus actividades y de sus amistades, así como de las fiestas a las que iba?