LA POBLACIÓN DE HASTA 14 AÑOS, LA MÁS VULNERABLE A PÁGINAS PORNO

Views: 587

Con base en la revisión anual 2021 del sitio más visitado del mundo en contenido de porgnografía: Pornhub, México se encuentra como el cuarto país con más consumo de contenido porno a nivel mundial y es el primero a nivel latinoamérica. Además, del 100 por ciento de los usuarios de consumo en el país, el mayor porcentaje son personas de 18 a 24 años de edad. Ante ello, el Sistema de Desarrollo Integral de la Familia del Estado de México del DIFEM, determina que la población de 0 a 14 años se constituye como la más vulnerable para ser víctima del consumo de material pornográfico a través de sitios web de acceso libre, por lo cual ponen en riesgo la cultura escolar y su desarrollo integral.

En sintonía con el DIFEM, el investigador en temas de cultura y personalidad Sergio González, perteneciente a la UAEM, señaló que el consumo de pornografía a temprana edad, especialmente en edad adolescente, puede repercutir en asumir un tipo de sexualidad que define al consumidor como un individuo desechable, llega a ignorar elementos fundamentales que forman parte de su sexualidad humana y evita que entienda al cuerpo desde un aspecto meramente biológico con una visión social integral.

Mencionó que no solamente afecta en el concepto de sexualidad que van construyendo con el paso del tiempo, sino que además, afecta el desarrollo neuropsicológico, deviene en problemas de trastornos de hipersexualidad, que son un conjunto de conductas sexuales que son difíciles de controlar; tienden a generar angustia y afecta negativamente sus relaciones sociales, así como su funcionamiento sexual.

Dijo que el menor genera adicción al consumo de pornografía puesto que el primer acercamiento genera curiosidad de saber más de lo que ha visto, hasta llegar al punto de explorar casi cualquier tipo de material que desemboca en adicción. Según lo dicho por el DIF Estado de México, los menores están expuestos a visitar páginas porno con contenido de zoofilia, necrofilia, sadismo y terrorismo.

Asimismo, detalló González, los menores con dichos problemas, son personas que en un futuro desarrollan problemas de depresión, culpabilidad, nerviosismo y con problemas de comunicación efectiva. Factores que son indispensables para el buen desarrollo cognitivo e intelectual del menor al tiempo de su formación académica.

Recomendó que se puede prevenir el consumo de pornografía en menores, a través del uso del control parental, con uso máximo de dos horas de conexión y una adecuada educación sexual, que debe ser impartida desde el hogar y en espacios escolares.