La vida es un beso de Power Metal (Segunda Parte)

Views: 702

Así es que continuemos con el transitar de WarCry que va desde la conquista de los polos, y el fracaso en su consecución, pasando por amores que nacen y mueren, batallas galácticas, inclusive podemos incluir  la heroica defensa de Troya, o la búsqueda de redención en el amor de un viejo guerrero. Podemos también mirar cómo su obra atraviesa toda la carrera de la banda, lanzando por los vientos gran cantidad de relatos cortos que con una gran calidad gráfica, pero sobre todo con ideas, proponen de manera sencilla y concreta lo que se pretende evocar a través de la canción, cada vez imprimiendo un poco más a cada creación. De esta manera sin duda queda la unicidad de la huella de cada autor en cada una de las adaptaciones.

Ahora bien, hay que recordar que desde un comienzo en las letras de WarCry se puede observar que en el centro se tienen las temáticas referentes a  una naturaleza épica y fantástica, con temas medievales y mitológicos. Más interesante aún con un estilo de heavy con las  baterías bastante más aceleradas que el común. Sin embargo, más reciente podemos escuchar a una banda con una lírica un poco más rápida de lo común, que se ha empapado más de las experiencias sociales y personales. Que con el tiempo comenzó a cambiar el estilo musical hacia tempos más rápidos con una interesante propuesta de armonías de parejas de guitarras como metal heavy/progresivo. La banda ya ha lanzado por lo menos siete álbumes de estudio y dos álbumes en directo, por cierto, uno de ellos ha recibido una certificación de oro en España. Hay que destacar que a pesar de ser una banda relativamente nueva, WarCry ha recibido varios premios y reconocimientos en Europa, al igual que todos los miembros que han formado parte de ella. Desde sus comienzos en 2001–2002.

A mediados del año 2001, mientras trabajaban en la banda asturiana de power metal Avalanch, el vocalista Víctor García y el baterista Alberto Ardines decidieron grabar un álbum, con las canciones de Víctor que ambos estaban preparando en sus ratos libres. La mayoría de las rolas habían sido compuestas en los noventa, con letras en inglés, pero las tradujeron al español y produjeron el álbum ellos mismos. Víctor se encargó de cantar, así como de tocar el bajo, la guitarra rítmica y los teclados. Los guitarristas Fernando Mon, anteriormente de Avalanch, y Pablo García de Relative Silence colaboraron en el álbum grabando los solos de guitarra.

El tercer trabajo es recibido con gran apoyo por parte de todos los medios y el público en general. Un disco con visibles tintes, más progresivos que los anteriores debido en gran manera a las composiciones tanto de Pablo García como de Manuel Ramil.

Ahora bien, en febrero de 2005 sale a la venta el cuarto trabajo de la banda que llevaría por título ¿Dónde está la luz? Ya en este momento la banda había roto visiblemente  con el camino que le había llevado a estar arriba en el panorama heavy español con un disco sin doble bombo y una temática lírica más social. De acá nace una espectacular gira por España con una gran respuesta del público. Así es que capitalizando el gran momento y con un público deseando un trabajo en directo, graban al final del año un DVD en directo en la sala Divino Aqualung de Madrid ante más de 2000 personas.