Sin enamorarme

Views: 736

No me gusta esta sensación de extrañarte.

Desde hace días     mi ánimo está apagado

y mi entusiasmo indiferente.

Cumplo algunas semanas de no verte.

Cuidé mi memoria cerrándola

en cada despedida.

Restringí todo sentimiento

al cerrar la puerta.

Después de verte,

mi vida continuaba en la agradable

evocación del momento.

Las semanas sucedían en la clara indolencia

de omitir tu persona.

Hoy cumplo dos semanas de no verte

 y una sensación de vacío está en mí;

mis ojos no brillan.

Un apagado tono acompaña la rutina del día a día.

En el engaño de mi mente,

Me doy cuenta que,

no quería enamorarme.