TAMBIÉN LA VENTA DE FLORES SE VIO AFECTADA POR LA PANDEMIA

Views: 751

Los autos se desplazan sin descanso mientras él espera sentado al resguardo de sus flores. Las abraza como si fueran extraordinarias hijas suyas. Su trayectoria desde hace más de 15 años vendiéndolas, le ha provocado un amor inigualable. Conoce el color de sus pétalos, la textura, el nivel de agua que deben de tener para mantenerse vivas y la dirección en la que deben estar para desarrollar su fotosíntesis debidamente.

Alejandro, nació en el seno de una familia florista, desde sus abuelos, él sabe que las flores son no solo, una expresión de luz natural, sino un sustento para él y su familia.

“Somos del Estado de México, de San Francisco Chimalpa, mi familia se dedica a la venta de flores desde antes del terremoto del 85. Mis abuelos, quienes fueron los que empezaron, tuvieron que trasladarse al mercado de Jamaica de aquí de la Ciudad de México, porque donde ellos vendían, se derrumbó y desde entonces ya nos quedamos aquí, porque la verdad, la venta es mucho mejor que si la vendiéramos en el estado.” Mencionó.

Alejandro trabaja sobre avenidas de la Delegación de Cuajimalpa de 9 de la mañana a 9 de la noche, ya que, con base en su experiencia, la venta es mucho mejor que en cualquier otra parte de la ciudad, a pesar de que eso implique traslados y compra en municipios lejanos como Tenancingo y San Antonio la Isla.

“Aquí la venta es buena, aunque por la pandemia no se han tenido las ventas como antes, la verdad es que uno sale con un poco de ganancias y para pagar la renta. Pagamos 400 pesos al día. Si nos movemos de lugar, a veces sacamos 300 pesos diarios cuando mucho y eso no nos conviene, aquí venimos ganando de mil a mil 500 pesos cada día, entonces está muy bien.” Aseguró.

Alejandro, asegura que antes de la pandemia tenía ingresos de 3 mil pesos diarios, al tiempo que recibía entre 15 a 20 personas. No obstante, desde la pandemia y aún a pesar del tiempo en semáforo epidemiológico en verde hace un par de meses, sus ventas no han podido alcanzar tal cantidad. Especialmente porque menciona: “las personas ya no compran flores y luego si las compran, a veces tienes que darlas más baratas para que no se te queden. Recibo de 5 a 10 personas, nada a comparación de lo que era antes.”

Dicho lo anterior, vale mencionar que el espacio donde se encuentra establecido: Lomas Vista Hermosa, es ubicado como una de las zonas con población de ingresos económicos altos, por lo tanto, prefiere permanecer en ella y no arriesgarse a perder el poco ingreso que recibe.

“Aquí la gente es considerada como de mucho dinero, por ejemplo, hay muchos judíos y sabemos la condición económica que tienen, pero la verdad, los que menos compran son ellos y si lo hacen, les cuesta pagar el precio completo.” Compartió.

De acuerdo a datos proporcionados por el Gobierno Federal, el Estado de México se situó también como líder en la producción de rosas en 2020, empero, con todo ello, Alejandro reconoce que en la actualidad, el empleo de venta de flores va en declive, pues la pandemia no ha sido misericordiosa con ellos y su familia. No obstante, comparte que no desistirá en ello y continuará con el legado de su abuelo.

“Yo sé que el Estado de México es de los que más producen flor pero por eso mismo también la venta se complica si nos quedamos allá, tenemos más competencia que al quedarnos aquí.” Concluyó cual mesías sin ser profeta en su tierra.