Los efectos de internet en nuestras vidas

Views: 754

[email protected]

Está claro que uno de los inventos más usados en el siglo XXI es Internet, con sus ventajas y desventajas. Ya que lo usamos a diario, es necesario conocer como nos influye y nos afecta en nuestro día a día, para aprender a utilizarlo de la mejor forma.

Actualmente, hay más de 3 mil millones de internautas, casi la mitad de la población mundial. En los años 70, cuando fue creado, nadie podría haber creído este hecho.

En la década de 1990, Internet cambió la vida de muchas personas cuando se hizo público, teniendo en cuenta que permite buscar todo tipo de información, estar siempre actualizado y comunicarse con otras personas. Hoy en día, el número de usuarios de Internet sigue aumentando debido a todos los beneficios que tiene, sin embargo, la cantidad de casos de ciberbullying, fake news o alteraciones en la salud también están creciendo.

Al principio de los setenta, Bob Kahn y Vint Cerf empezaron a trabajar en el diseño de un experimento, el ARPANET (Advanced Research Project Agency Network), un proyecto de investigación del Departamento de Defensa de los Estados Unidos. El pionero de la red informática, Paul Baran, trató de descubrir cómo desarrollar un sistema de comunicación que pudiera sobrevivir a un ataque nuclear. Así, construyeron una red nacional de paquetes experimentales, que finalmente ha funcionado y se ha convertido en el actual Internet.

Según expertos mexicanos Internet es motor de cambio social. Internet ha permitido que la sociedad obtenga, busque y comparta información constantemente. Para demostrarlo, un estudio de 2013 ha demostrado que hay 2 millones de búsquedas de Google, 571 sitios web nuevos creados y 72 horas de vídeo subido a YouTube por minuto en todo el mundo. Hoy en día, la gran mayoría de las personas pueden ponerse al día en cualquier momento accediendo a noticias internacionales, pronósticos meteorológicos, presentaciones en línea, gráficos, estudios y datos. Incluso es posible planear un viaje y reservar un vuelo o una cena en un restaurante.

Por otra parte, la propagación fluida de datos a través de Internet también podría ser la causa de la desinformación o de un mal aprendizaje. Asimismo, podría provocar la difusión de falsos rumores e imágenes. Por ejemplo, el sitio web de información Wikipedia puede ser editado por cualquier persona y las fotos pueden ser manipuladas por cualquiera que sea. Por otra parte, el MIT (Massachusetts Institute of Technology) ha podido confirmar científicamente que las fake news usualmente se difunden más rápido que las verdaderas o reales. Esto se ha convertido en un gran problema en la actualidad, considerando que el 57% de los españoles ha admitido que alguna vez ha creído una fake new.

 

Igual de importante son las oportunidades que ofrece Internet para comunicarse en línea. De acuerdo con un estudio de hace cinco años, cada minuto hay 204 millones emails enviados, 3600 fotos publicadas en Instagram y 1,4 millones de minutos conectando entre sí a través de Skype. Las redes sociales están muy relacionadas con la forma en que los jóvenes interactúan con los demás y se han hecho realmente exitosas. Aplicaciones como WhatsApp se han convertido en una parte esencial de la vida de muchas personas, debido a que permite mantenerse en contacto con familiares y amigos que están lejos de ellos por mensajería instantánea. Por la misma razón, las relaciones personales se están acercando cada vez más a las pantallas y a Internet.

 

A pesar de todas las ventajas que tiene, también es perjudicial para la salud. De hecho, el uso excesivo de Internet puede afectar el cerebro causando adicción y daño cerebral. En este caso, se estima que el 5%-10% de los usuarios de Internet son adictos, y lo consideran tan importante como la comida, el agua y el refugio. De la misma manera, un estudio reciente mostró que algunas pequeñas regiones en el cerebro de los adictos se redujeron entre un 10% y un 20%. Además, el uso de Internet puede producir trastornos del estado de ánimo como la depresión o el TDAH (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad), que ha aumentado 66% en la última década.

Sorprendentemente, un estudio de los hábitos online de 216 niños ilustra que el 30% que mostraron signos de depresión fueron los usuarios web más intensos. Asimismo, tiene muchos efectos en el cuerpo. Por ejemplo, la tensión ocular debido al uso del ordenador durante largos períodos de tiempo, o una mala postura, como encorvarse, debido a la extensa lectura de una pantalla.

En efecto, el porcentaje de adultos que necesitaban gafas en los últimos 30 años ha crecido de 25% a 42%. Y la mitad de los empleados dados de baja en Norteamérica están relacionados con trastornos musculoesqueléticos. Los ciudadanos poco a poco son más conscientes gracias a los médicos y científicos, que están trabajando en estas grandes preocupaciones.

Resumiendo, Internet es una parte esencial en la vida actual de las personas que quieren estar comunicadas e informadas, pero con un uso moderado y responsable de la misma. En conclusión, los usuarios de Internet deben comparar y evaluar la información sobre cualquier tema que busquen, antes de que lean y compartan datos falsos y, de igual manera, deben desconectarse de ese mundo en línea, para evitar consecuencias en su salud.