ONÉSIMO CEPEDA SE DICE CANSADO DE TANTO PENDEJO EN LA POLÍTICA

Views: 1242

Por Antonio Ramírez

En el Hotel Imperial de la Ciudad de México, Monseñor Onésimo Cepeda Silva, dijo que busca una candidatura, primero, porque quiere a México y después, por estar cansado de ver a tanto pendejo como político en diversas posiciones.

“¿Ustedes se preguntarán que por qué acepto yo ser candidato? La primera porque quiero a México; y la fundamental porque estoy harto de tanto pendejo que gobierna y que se sienta en curules por todos lados. Yo creo que México merece algo mejor”, dijo Cepeda, quien dejó la Diócesis de Ecatepec en 2012.

“Desgraciadamente todos son ratas y todos roban algo, yo espero no robar nada”

-¿Ya se le olvidó su cercanía con el PRI?, se le preguntó.

“Yo creo que sí me lo hicieron olvidar… mandándome a donde tú piensas. Con Peña se acabó mi relación priista, me dijo adiós”

Sus abogados y las autoridades electorales, dirán si permiten su candidatura.

“Respecto al registro de Monseñor Onésimo Cepeda Silva para contender como aspirante a candidato a Diputado Plurinominal, por el Distrito 21 del municipio de Ecatepec, Estado de México, expresamos, que él es miembro de la Conferencia Episcopal Mexicana, como obispo emérito de la Diócesis de Ecatepec, sin oficio eclesiástico actual, y como tal, está sujeto al Derecho Canónico vigente, que dice, entre otros cánones, aplicables a los clérigos, especialmente a obispos y sacerdotes, lo siguiente:

“Canon.278 § 3. Absténganse los clérigos de constituir o participar en asociaciones, cuya finalidad o actuación sean incompatibles con las obligaciones propias del estado clerical o puedan ser obstáculo para el cumplimiento diligente de la tarea que les ha sido encomendada por la autoridad eclesiástica competente.

“Canon.285 § 3. Les está prohibido a los clérigos aceptar aquellos cargos públicos, que llevan consigo una participación en el ejercicio de la potestad civil.

“Canon.287 § 2. No han de participar activamente en los partidos políticos ni en la dirección de asociaciones sindicales, a no ser que, según el juicio de la autoridad eclesiástica competente, lo exijan la defensa de los derechos de la Iglesia o la promoción del bien común”, indicó la CEM.

Dijo lo anterior el Secretario General de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Alfonso Miranda, Obispo Auxiliar de Monterrey.