UN TANGO

Views: 785

Cuánto silencio en esta noche

en que las estrellas se niegan a salir,

el cielo se arropa escondiendo sus tonos azules entre

nubes grises y por lo tanto tristes.

Si tú supieras el vacío que se siente cuando el silencio

te abraza, la soledad vacila en estar contigo, pero al

fin te acompaña.

Cierras los ojos y alertas los recuerdos, la música de

un tango, se escucha a lo lejos.

La letra es melancólica con reclamo enamorado.

Ella lo veía siempre como algo lejano, entornaba los ojos,

cuando estaba a su lado.

Era verano, por supuesto esperaría el otoño para besarlo,

y caminar tomados de la mano, escuchando el crujir de las

hojas, y sintiendo los débiles rayos de sol entre los árboles,

complementando el escenario.

La tomaría de la cintura en un breve reclamo y con voz

acompasada, entonaría las letras brevísimas de un tango.

Ya era otoño…cerraba los ojos para escuchar a lo lejos

la música.

Finalmente, Ella dormía y en sueños bailaba… bailaba…